El estado mexicano obtendrá ingresos cercanos a 44,400 millones de pesos (contraprestación, más derechos anuales) durante los próximos 20 años por la licitación de seis bloques de espectro que suman 120 MHz en la banda de 2.5 GHz y que serán utilizados para la provisión de servicios móviles.

En la subasta de espectro, realizada este lunes por el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT), AT&T resultó ganadora de cuatro bloques y Telefónica de dos.

De 44,400 millones de pesos, 2,100 millones son por concepto de las ofertas presentadas en el proceso de presentación de ofertas y 42,300 millones de pesos por concepto de derechos por el uso del espectro, los cuales deberán pagarse anualmente, de conformidad con la Ley Federal de Derechos vigente.

Con el espectro asignado en esta licitación, los usuarios podrán tener servicios de banda ancha móvil de mayor velocidad y mejor calidad. Habrá nuevas inversiones en el sector y una mayor cobertura en todo el país, así como la posibilidad de despliegue de la tecnología 5G.

Tras la asignación de seis bloques, aumenta en 26.5% el espectro asignado para servicios móviles de banda ancha en México.

El IFT destacó: “la asignación de la totalidad de los bloques disponibles en esta licitación es un reflejo de la continua confianza de los operadores en el mercado de las telecomunicaciones en México”.

Alejandro Navarrete, titular de la Unidad de Espectro del IFT, destacó que “se rebalancea la tenencia espectral en el país”.

Con los cuatro bloques que ganó, AT&T incrementaría en 13% su tenencia de espectro en el sector. Por el espectro ofertado, la firma estadounidense deberá pagar poco más de 1,400 millones de pesos.

Por su parte, Telefónica pagará 700 millones de pesos por los dos bloques que obtuvo, que le permitirán incrementar 7% su cuota de espectro.

AT&T se convierte en el operador con más espectro en la banda de 2.5 GHz, le sigue Telcel y en tercer lugar está Telefónica.

A pesar de ello, Telcel aventajó a sus competidores al haber adquirido las frecuencias en dicha banda que estaban en manos de MVS y en marzo pasado comenzó a comercializar su GigaRed 4.5G, con la cual se aumentará hasta 10 veces la velocidad de navegación de los usuarios, se reducirá la latencia del servicio, incrementará la capacidad para conectar dispositivos y permitirá tener servicios de voz y video en alta definición.

Se prevé que sus competidores podrían empezar a utilizar sus frecuencias en la banda de 2.5 GHz hasta el 2019.

Los resultados finales del Procedimiento de Presentación de Ofertas serán publicados este martes 7 de agosto del 2018 en la página de internet del Instituto.

Dentro de los próximos 20 días hábiles posteriores a la publicación oficial de los resultados, el pleno del instituto emitirá el fallo correspondiente, en donde se determinará a los participantes ganadores de la licitación con los bloques específicos de espectro que les corresponderán.

A partir de la notificación a los ganadores, éstos tendrán hasta 30 días hábiles para realizar el pago de las contraprestaciones correspondientes, requisito indispensable para poder realizar la entrega de los títulos de concesión respectivos.

Los participantes ganadores de esta licitación tendrán obligaciones de cobertura que incluyen la prestación de servicios en al menos 200 de las 557 poblaciones de entre 1,000 y 5,000 habitantes que aún no cuentan con servicio móvil; cubrir al menos 10 de las 13 zonas metropolitanas del país con más de 1 millón de habitantes, con infraestructura propia en la banda de 2.5 GHz, y cubrir troncales carreteras asociadas a cinco zonas económicas especiales decretadas por el gobierno federal, en un plazo máximo de cuatro años.

La importancia de la banda de 2.5 GHz

  • La banda de 2.5 GHz es una banda de capacidad que resulta de gran utilidad para prestar servicios móviles, especialmente en las ciudades.
  • AT&T y Telefónica podrán contar con espectro en la banda de 2.5 GHz, el cual será utilizado para el despliegue de servicios móviles de banda ancha; dicho espectro permitirá a los operadores brindar una oferta de mayor calidad al mercado nacional de telecomunicaciones.
  • Con el espectro asignado en esta licitación, los usuarios podrán tener servicios de banda ancha móvil de mayor velocidad y mejor calidad. Habrá nuevas inversiones en el sector y una mayor cobertura en todo el país, así como la posibilidad de despliegue de la tecnología 5G.
  • Las bandas de 700 MHz, que utiliza la Red Compartida que opera Altán, y de 2.5 GHz son complementarias. La de 700 MHz es una banda de cobertura y la de 2.5 es de capacidad. Las bandas de capacidad son útiles para grandes ciudades y las bandas de cobertura lo son para zonas rurales.
  • Adicionalmente, el IFT estableció algunas obligaciones de cobertura como: proveer servicios, con cualquier banda de frecuencia e infraestructura disponibles, propia o de un tercero, a por lo menos 200 de las 557 localidades con una población de entre 1,000 y 5,000 habitantes, que hoy no cuentan con servicio móvil.

Espectro será muy útil, pero es caro: Telefónica

Las frecuencias en la banda de 2.5 GHz permitirán a Telefónica desplegar tecnología 4.5 y ofrecer servicios de datos de alta velocidad, con amplia cobertura, tanto en voz como en banda ancha; no obstante, acusó que los derechos de uso que se deben pagar anualmente y de forma adicional a la contraprestación hacen que el costo de este espectro sea muy elevado.

Con dos bloques en la banda de 2.5 GHz, un total de 40 MHz, Telefónica México aumenta su tenencia de espectro en 7 puntos porcentuales y por ellas deberá pagar 700 millones de pesos.

La firma española refirió: “Telefónica ha conseguido su objetivo, obteniendo el espectro que necesitaba aplicando criterios de racionalidad en la subasta y buscando hacer un uso eficiente del espectro y sus recursos. Los derechos de uso que se deben pagar anualmente y de forma adicional a la contraprestación hacen que el costo de este espectro sea muy elevado”.

A pesar de ello, destacó que los bloques de espectro adquiridos de tipo FDD benefician a los consumidores de manera inmediata, al tener equipos terminales actualmente disponibles en el mercado.

Las nuevas frecuencias tendrán concesión hasta el año 2038, lo que permitirá consolidar conectividad, liderazgo tecnológico y comercial de Telefónica, a través de su marca Movistar, en el mercado de comunicaciones móviles mexicano, “reforzando su apuesta por el desarrollo de la banda ancha móvil y proporcionando soluciones convergentes a sus clientes, soportadas en las redes con las tecnologías más innovadoras”.

De acuerdo con Telefónica México, “esta apuesta tecnológica le permitirá hacer frente al previsible aumento de la demanda de datos en movilidad, como consecuencia de la generalización de los nuevos dispositivos conectados y las nuevas aplicaciones”.