AT&T está considerando deshacerse de la división de televisión por satélite DirecTV, según informó este jueves The Wall Street Journal.

Si la operación se conforma, sería un importante cambio de rumbo para AT&T después de varios años en los que el director ejecutivo de la compañía, Randall Stephenson, transformara la empresa en un conglomerado mediático.

La compañía, apunta The Wall Street Journal, está considerando varias opciones, entre ellas convertir DirecTV en una empresa pública separada o combinar los bienes de DirecTV con los de Dish Network Corp, su competencia directa. No obstante, AT&T, siempre, según este diario, podría decidir quedarse con la división, puesto que pese al declive que está experimentando la televisión por cable frente a plataformas digitales como Netflix o HBO, sigue contribuyendo un considerable volumen de beneficios.

AT&T compró DirecTV en el 2015 por 49,000 millones de dólares y, en la actualidad, este servicio de televisión vía satélite está siendo analizado a detalle después de que el inversor Elliot Management revelara una inversión de 3,200 millones y pidiera cambios estratégicos.

En concreto, señaló que AT&T debería deshacerse de DirecTV.

En cuanto a la posible fusión de DirecTV y Dish Network, existe un posible problema con las regulaciones de Estados Unidos, a la vez que recuerda que cuando el predecesor de Dish y el antiguo propietario de DirecTV intentaron unirse en el 2001, la acción fue bloqueada por las autoridades.

Esta semana se supo también que otro de los movimientos solicitados por Elliot Management en AT&T es la desinversión en su negocio de telefonía móvil en México.

El fondo creado por Paul Singer considera que AT&T podría elevar en 60% su valor de capitalización, hasta 440,000 millones de dólares o 60 dólares por acción después del 2021, con la ejecución de un plan que se enfoque mejor en retener y potenciar solamente las operaciones que hoy son rentables.

Elliott Management planteó la venta de DirecTV en América Latina y la salida de AT&T de “las operaciones inalámbricas mexicanas”, un plural que no sólo alcanzaría a la operación móvil de AT&T en México, que tampoco ha logrado la rentabilidad a cuatro años de su incursión al país, pues la empresa estadounidense, además es dueña del 41% del sistema de televisión satelital Sky.

“A pesar de los más de 4,000 millones de dólares en fusiones y adquisiciones y una cantidad aún mayor comprometida con la inversión continua, las operaciones inalámbricas de AT&T en México siguen sin ser rentables y están por debajo de las expectativas”, escribió el fondo sobre el negocio mexicano en una carta retomada íntegramente por el portal Stocksharksnews.com.

Elliott Management advierte de esta manera que luego de casi 8,000 millones de dólares mandados a México para las adquisiciones de Iusacell-Unefon y Nextel e inversiones para otras compras, AT&T sigue sin ser rentable.

(Con información de Nicolás Lucas)