La Agencia de Seguridad, Energía y Ambiente (ASEA), impuso medidas compensatorias en materia forestal y de impacto ambiental a “la empresa responsable", Petróleos Mexicanos (Pemex),  la cual ha sido sancionada por montos superiores a los 13 millones de pesos, por el desmonte ilegal de vegetación en Dos Bocas, municipio de Paraíso, estado de Tabasco, donde pretende construirse la nueva refinería del país.

Esto confirma que, como lo expusieron en su momento el Centro Mexicano de Derecho Ambiental (CEMDA) y Greenpeace, la empresa responsable no contaba con las autorizaciones en materia de impacto ambiental, ni de cambio de uso de suelo en terrenos forestales para haber removido la vegetación, expuso Greenpeace en un comunicado.

Cabe recordar que, de acuerdo con el Programa de Ordenamiento Ecológico del Estado de Tabasco, 2017, la zona desmontada corresponde a un "Área Prioritaria de Conservación", por lo que era obligación de la autoridad investigar y determinar responsabilidades de acuerdo con la gravedad de los hechos que encontrase, señalaron.

Adicionalmente a las multas y sanciones impuestas, la ASEA determinó la obligación de que la empresa establezca un programa de reforestación de mangle en 82.8 hectáreas, así como de preservación de flora y fauna silvestre.

De igual forma, lo resuelto por la ASEA implica que, si el gobierno federal desea seguir adelante con el proyecto de construcción de la refinería en el predio citado, deberá someterlo al procedimiento de evaluación de impacto ambiental y solicitar el cambio de uso de suelo en terrenos forestales ante las autoridades competentes, explicaron.

[email protected]