El promedio de incremento salarial de las revisiones contractuales e individuales sufrirá una disminución de 4.8%, que las empresas tenían programado otorgar (hasta julio del 2013); éste se modificó como consecuencia de la reforma fiscal, de tal manera que el promedio para este año se estima será de 4.35%, expuso ante especialistas de recursos humanos Rocío Hernández, directora de Consultoría en Compensaciones de la firma AON Hewitt.

En el marco del Foro Perspectivas 2014 y el impacto en Recursos Humanos, de la escuela de negocios C&D Business School, la Directora dijo que la reducción en las proyecciones salariales sí tiene que ver con las reformas fiscales, porque las empresas están tratando de ser conservadoras y sobre la marcha hacer ajustes .

Destacó que el aumento autorizado a los salarios mínimos en diciembre pasado, de 3.8%, no es el punto de partida de los incrementos que otorgan las empresas a sus empleados, sino la inflación.

En su intervención, Hernández expuso algunas de las acciones que están tomando las empresas frente al impacto que traerá a la nómina la no deducibilidad a 100% de las prestaciones laborales.

STAND BY EN PRESTACIONES

Al transcurrir la primera quincena del 2014, aún las empresas no han tomado decisiones definitivas para enfrentar el incremento en el costo de la nómina por la reforma fiscal, cada quien reaccionará dependiendo de la cultura de la empresa, la situación financiera y el crecimiento .

De acuerdo con la experta en compensaciones, el reacomodo en el mercado llevará por lo menos dos años, pero por lo pronto las empresas están haciendo evaluación de cuánto más va a costar la nómina ; de ahí que tengan una postura conservadora y los argumentos que han dado es que no voy a hacer nada, ni voy a cambiar ninguna prestación, voy a dar el aumento planeado y voy a esperar a ver cómo reacciona el mercado .

Hay empresas que han optado por conservar el actual paquete de compensaciones, evitando poner en riesgo los compromisos adquiridos con los clientes; tal es el caso de la industria automotriz, en donde asumirán los costos a nivel corporativo. También hay quienes han decidido que no eliminarán prestaciones, pero algunas de esas empresas no otorgarán el aumento que ya habían pedido, cercano a 4%, pero no lo darán a los trabajadores, ya que ese dinero lo aprovecharán para hacerle frente al gasto que va a implicar la no deducción de ciertas prestaciones, pero son los menos .

Aun cuando no se tiene un porcentaje de cuál es la decisión que más están tomando las empresas, incluido el amparo, dijo que ya se trabaja sobre la realización de una encuesta para conocer la tendencia.

pmartinez@eleconomista.com.mx