Empresarios de la industria automotriz demandaron apoyos fiscales, económicos y regulatorios a los gobiernos federal y estatales para mantener su plantilla laboral, en tanto se mantiene la pandemia del Covid-19 que obligó a frenar sus operaciones.

La Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA) planteó a las autoridades trabajar de la mano y permitir estrategias fiscales como eliminar, reducir y devolver impuestos a la industria y a sus trabajadores, otorgar créditos a los empleados y pymes proveedores, así como retrasar la entrada en vigor del Tratado México, Estados Unidos, Canadá (T-MEC) hasta julio de 2021 para cumplir con los requerimientos.

“Necesitamos del apoyo de las autoridades federales y estatales para que juntos podamos mantener esta fuerza laboral de 980,000 empleos directos, beneficiando de manera indirecta a más de 3.6 millones de personas”, dijo la AMIA que es considerada como el motor de la economía mexicana debido a la atracción de inversiones y generador de divisas y empleos.

Hasta el momento 10 de las 12 empresas fabricantes de vehículos en México han cerrado sus plantas de manera temporal como una medida de mitigar la pandemia del coronavirus y ajustar la producción ante la menor demanda de autos.

Entre las acciones urgentes que exhorta la AMIA, se encuentra el apoyo a los colaboradores afectados por los paros técnicos con créditos fiscales por un monto equivalente al 50% de sus salarios; la aplicación de tasa cero de impuesto a sueldos y salarios mientras perdure la crisis. Además, pide acelerar la devolución del IVA de parte de las autoridades hacendarias, así como posponer los términos para la declaración anual de impuestos

“En caso de un inevitable reajuste de la plantilla laboral, apoyar con becas a los obreros que sean separados de su trabajo en tanto se recuperan los niveles de producción previos a la crisis. Reanudar la práctica de la compensación universal. Y acelerar la depreciación de activos con el fin de promover las inversiones”, pues son acciones que ya fueron probadas en el pasado, durante la crisis del 2009 y que tuvieron éxito, explicó la asociación.

kg