La Asociación Mexicana de la Industria Automotriz dijo que podría estar de acuerdo con el establecimiento de cuotas a las exportaciones mexicanas de automóviles a Brasil y con las modificaciones al contenido regional de los vehículos, siempre y cuando sea una decisión de corto plazo y se regrese en el menor tiempo posible al libre comercio entre ambas naciones.

Eduardo Solís, presidente de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA), dijo que aunque el Acuerdo de Complementación Económica (ACE) 55 entre Mercosur y México está en la mesa de negociación, "estamos seguros de que este instrumento no es la solución a los problemas internos de Brasil" y un cambio en este sentido "no les va a resolver su problema".

"El acuerdo no es el causante de los problemas que hoy tiene Brasil, pero tampoco es la solución porque dicen tener un problema de competitividad en cuanto a sus exportaciones y si tienen un problema estructural interno o monetario, este instrumento no lo resuelve, ni las coyunturas monetarias ni problemas de competitividad en la industria brasileña", aseguró el directivo en vísperas del encuentro ministerial e industrial de ambas naciones que se realizará en México.

Dijo que es muy delicado que un país, en medio de un acuerdo tan importante, busque denunciarlo cuando el comercio no le está favoreciendo. Sin embargo, consideró que el valor más importante en la negociación es garantizar que luego de esta transición se regrese al libre comercio en un plazo por negociarse.

Esta parte es fundamental, ya que lo que hoy se negocia en la mesa en términos de cuota es temporal y sólo por el tiempo que se acuerde, que sería uno, dos o tres años" y lo que sería inadmisible es cancelar el comercio "de facto", expresó.

Solís afirmó que el ACE 55 ha sido sumamente benéfico entre ambos países, con inversiones y empleo para ambos, además ha permitido a Brasil generar un superávit desde el año en que entró en vigor el acuerdo.

El representante de la industria automotriz expresó que el sector trabaja de manera muy estrecha con el Gobierno mexicano y que permanecerá en el "cuarto de junto" durante las negociaciones con Brasil.

Destacó que se busca una transición en el acuerdo que permita a Brasil tener un respiro.

Por su parte, Guillermo Prieto Treviño, el presidente de la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA), declaró: "estamos a favor del libre comercio, de la apertura y de la competencia y en ningún momento nos parece adecuado regresar a economías cerradas".

RDS