La Asociación Mexicana del Derecho a la Información (AMEDI) se pronunció por una nueva ley de radiodifusión y telecomunicaciones con visión convergente y plateó 21 puntos que permitan una mayor pluralidad en los medios.

La presidenta de la AMEDI, Aleida Calleja, dijo que estos puntos son primordiales para que se puedan llevar a cabo algunos de los compromisos del Pacto por México, firmado por el Ejecutivo federal y las principales fuerzas políticas del país.

En conferencia de prensa, indicó que el pacto "contiene buena parte de las demandas añejas de la sociedad de tratar de desconcentrar el sistema de medios que tenemos, sin embargo, hay varias ausencias que no son menores".

Calleja consideró que las reformas propuestas en el Pacto abren la posibilidad de que se cumplan cambios que el país necesita y en materia de telecomunicaciones y radiodifusión, "estamos ante una nueva oportunidad para modernizar el marco jurídico y crear un nuevo contexto para la pluralidad en los medios de comunicación".

En ese sentido, manifestó su preocupación sobre la perspectiva que puedan tener los partidos políticos y el Ejecutivo que sea sólo desde la competencia y no de que los medios y las telecomunicaciones realmente promuevan el pluralismo y la diversidad.

"La desconcentración del modelo de comunicación en este país es uno de los grandes pendientes de la transición democrática que hemos tenido en los últimos años", resaltó.

La presidenta de la AMEDI resaltó que las 21 propuestas presentadas son esenciales para poder combatir lo que llamó "poderes fácticos" de los medios de comunicación y arribar realmente a un modelo democrático en materia de telecomunicaciones.

Entre dichos puntos se destaca la creación del Instituto Federal de Telecomunicaciones y de Contenidos Audiovisuales con autonomía institucional, para prevenir riesgos de "captura regulatoria" y lograr una gestión transparente e independiente de asuntos ajenos al interés público.

También incluye la conformación de una Comisión Nacional de Banda Ancha que diseñe políticas y coordine los trabajos de una Agenda Digital, con la finalidad de conducir al país hacia la sociedad de la información y el conocimiento.

La AMEDI se pronunció también por permitir la inversión extranjera directa al cien por ciento en radiodifusión y telecomunicaciones y garantizar el servicio público universal y gratuito de radiodifusión, independientemente de su plataforma de transmisión.

También se incluye el reconocimiento legal a los medios comunitarios y sociales a través de la figura de la concesión de uso social sin fines de lucro; publicidad equilibrada; regulación de la programación y publicidad destinada al público infantil.

La AMEDI consideró necesario que haya sanciones que disuadan a los radiodifusores y operadores de telecomunicaciones de caer en prácticas monopólicas, anticompetitivas o que atenten contra los derechos de las audiencias y los usuarios, entre otros.

MFH