Durante el mes de abril pasado se generaron en México 30,419 empleos, cifra 65% inferior a la observada durante el mismo mes del 2018, de acuerdo con cifras del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

De acuerdo con el IMSS, la evolución del dato estuvo influenciada por el hecho de que el periodo vacacional de Semana Santa este año tuvo lugar en abril, lo que dejó en el mes menos días laborables respecto de abril del año pasado.

Sin embargo, la creación de empleo formal muestra en lo que va del año una trayectoria de desaceleración, pues de enero a abril se han generado 299,562 puestos de trabajo, que comparado con el mismo periodo del 2018 es una cifra menor en 34.2%, y es la más baja generación de empleo desde el 2013. Analistas han anticipado una menor generación en el número de puestos de trabajo y para el caso del empleo eventual, aquél que sólo tiene contrato determinado, sufrió una pérdida de 3,080 plazas laborales.

El IMSS detalló que “la creación mensual de empleo en abril del presente año, influenciada por el hecho de que la Semana Santa se dio en este mes, es de 30,419 puestos, al corregir este efecto estacional, la creación mensual de empleo en abril es superior al aumento promedio reportado en los abriles con Semana Santa de los 10 años previos (26,451)”.

El IMSS detalló en su reporte mensual que “la variación del empleo en los últimos 12 meses es de 504,821 puestos, equivalente a una tasa anual de 2.5%”, tratándose del menor ritmo de crecimiento del indicador desde febrero del 2010. Al 30 de abril del 2019, se tienen registrados ante el instituto 20 millones 378,927 puestos de trabajo; “de los cuales 85.5% es permanente y 14.5% eventual. En los últimos años, estos porcentajes se han mantenido relativamente constantes”, detalla el informe del IMSS.

Menor dinamismo en siete entidades del país

La desaceleración empieza a reflejarse en el empleo, afirmó José Luis de la Cruz, director del Instituto para el Desarrollo Industrial y Crecimiento Económico (IDICE), en donde al menos siete entidades del país registraron en el cuarto mes del año números negativos o un crecimiento por debajo de 1 por ciento.

La lista la encabeza Guerrero, con una pérdida de empleo de 3.4%; mientras que Chiapas registró menos 0.3% y Morelos, menos 0.1%, Durango se quedó en 0 por ciento.

En el caso de Tabasco, apenas reportó una generación de empleo de 0.2%; seguido de Oaxaca, con 0.4%, y la Ciudad de México, con 0.7 por ciento.

“Es evidente que el sur del país permanece con problemas en la economía y no existe la suficiente inversión para generar los puestos de trabajo que se requieren; mientras que vemos casos como la Ciudad de México que apenas genera empleo y también es muestra de la baja puestos de trabajo que se han dado en el sector público”, comentó María Fonseca, del Tecnológico de Monterrey.

[email protected]