Durante la pandemia, el uso del efectivo para transacciones financieras ha mostrado una disminución en el país. De acuerdo con un estudio del Banco de México (Banxico), del total de la población consultada, 93% recurría a este medio de pago antes del brote de Covid-19 y ahora es 86%, una baja de 7 puntos porcentuales.

El documento “Encuesta telefónica 2020: medios de pago durante la pandemia”, revela que también han disminuido los pagos con tarjetas de débito y crédito, de 28 a 26% y de 14 a 11%, respectivamente.

Sin embargo, las transferencias vía el Sistema de Pagos Electrónicos Interbancarios (SPEI), subió de 0.5 a 4% de la población objetivo; mientras que el uso del CoDi aumentó también de 0 a 1 por ciento. Hay que recordar que este último medio de pago, fue lanzado apenas a finales del 2019, por lo que está en su etapa inicial.

En lo referente a la cantidad de pagos realizados en efectivo, 65% de la población objetivo actualmente realiza la mayor parte con billetes y monedas, lo que se compara con 76% previo a la pandemia.

Temen contagio al usar billetes y monedas

Una de las dudas en lo que va de la pandemia, es si el dinero físico es un medio de contagio.

El estudio del Banxico refiere que 72% de la población objetivo, cree que podría contagiarse de Covid-19 usando billetes y monedas; mientras que sólo 39% ve riesgo de contagio a través de las tarjetas de crédito o débito.

En este sentido, 84% de la población objetivo, considera más seguro usar otro medio de pago como tarjetas o hacer compras por Internet, para no contagiarse.

Pero la preferencia por el uso del efectivo para realizar pagos es más cuando son montos bajos. A medida que éste aumenta, la población optaría por otros medios de pago.

“Bajo el supuesto de querer pagar algo en un establecimiento donde acepten cualquier forma de pago, en general las personas prefieren el efectivo, independientemente del monto a pagar. Sin embargo, a medida que el monto aumenta, también lo hace la preferencia por usar tarjeta de débito o crédito”, explica.

Precisa que si actualmente el monto es de hasta 500 pesos, 65% de la población lo pagaría en efectivo; pero en cantidades mayores a 1,000 pesos, sólo 38% lo pagaría con billetes o monedas. Antes de la pandemia dichas cifras eran de 71 y 42%, respectivamente.

“Se observaron tendencias similares en las preferencias por el medio de pago antes de la pandemia. Sin embargo, se tenía una mayor preferencia por el efectivo, y menor por la tarjeta de débito o crédito”, enfatiza.

Más uso de la banca por celular, menos de sucursales

Respecto al uso de canales bancarios para hacer transacciones desde que comenzó la pandemia a la fecha, destaca que 43% de la población usa más la banca por celular; 48% usó menos las sucursales bancarias; 33% uso menos los cajeros, y 30% menos corresponsales bancarios, como Oxxo.

Resalta que 32% de la población ya no hace sus compras directamente en el establecimiento; 29% hace más pedidos a domicilio a través de aplicaciones, 31% por teléfono; y 32% por Internet.

Finalmente, el estudio revela que  67% de la población objetivo, considera que, una vez que termine la pandemia, realizará sus pagos y compras de la misma manera que lo hace actualmente y 27% los realizará como antes del brote.

eduardo.juarez@eleconomista.mx