Tras el recorte que dejó a la tasa en 5%, la política monetaria de México ya está en territorio acomodaticio y juega a favor de una recuperación económica, advirtió Joel Virgen, Economista en jefe para México en BNP Paribas.

“Con la decisión del jueves la tasa real quedó alrededor de 1.1%, debajo de 2.6%, nivel que el Banco de México estimó como la tasa neutra. La tasa real  continúa positiva pese al recorte y se mantiene competitiva frente al contexto del mundo donde abundan tasas negativas”.

Se puede observar que el rédito más alto lo otorga Turquía con 8.25%; le sigue México, con  5%; Colombia  2.75% y Hungría, con 0.90 por ciento.

El economista, explicó que en este mundo de portafolios diversificados, no es claro que esta menor tasas reste atractivo a México en el mundo de volatilidad.

“México no es menos atractivo en la lógica del deterioro de condiciones fiscales de sus pares y en los patrones de deuda creciente a la que estarán sometidos tras las masivas medidas de estímulo. Programas que en cambio, no está aplicando México”, comentó.

Las condiciones de la economía y la baja presión que recibe la inflación, favorecen para que continúe bajando el rédito. Sin embargo, existe una gran restricción para continuar esta bajada del rédito y tiene que ver con el diferencial entre otros emergentes en este contexto de incertidumbre, acotó el experto.

Nuestro gran punto en BNP Paribás,  es que México mantiene una tasa real positiva.  Su expectativa es que cierre el año en 4.5% bajo el supuesto que no habrá reforzamiento significativo de estímulos fiscales. Joel Virgen admitió que las condiciones recesivas cuya profundidad anticipan de 8%, ameritan un recorte mayor en la tasa.

[email protected]