Uno de los temas fiscales que genera mayor discusión y crítica es el de la tasa cero del Impuesto al Valor Agregado (IVA) que se aplica algunos productos, coincidieron especialistas en el tema.

“La verdadera discusión espinosa es el IVA, y es en donde México tiene una oportunidad enorme. Creo que lo más obvio es quitar la tasa cero y poner tasas diferenciadas. No creo que pase en este momento, pero sí tenemos que irnos preparando, porque esa discusión va a llegar”, dijo Mariana Campos coordinadora del Programa de Gasto Público y Rendición de Cuentas de México Evalúa, durante su participación en el evento “Posibilidades para una Reforma al Impuesto sobre la Renta (ISR) de las Personas: Hacia un Nuevo Pacto Fiscal”.

José Casar, catedrático de la UNAM, explicó que el IVA es uno de los impuestos más fáciles de recaudar; pero es regresivo y quitar la tasa cero del IVA podría afectar a la población de menores ingresos.

De acuerdo con los datos de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, la tasa cero del IVA a los alimentos beneficia más a los causantes que se ubican en los últimos deciles, es decir, aquellos con mayores ingresos. En tanto, en la tasa cero del IVA en medicinas, el decil X tiene una transferencia que representa 27.7%, mientras que en el primer decil es de 3.1 por ciento.

En este sentido, los contribuyentes que se ubican en el último decil concentran 14.1% de las transferencias, mientras que los que se ubican en el decil I apenas obtienen 3.8 por ciento.

“Tal vez una salida es mantener la tasa cero para una lista de alimentos confeccionada en función de los dos o tres primeros deciles y aplicarle 16% al resto de los alimentos. No veo por qué el queso brie importado de Francia no tenga que pagar IVA, es absurdo. Podemos hacer una lista más pequeña”, aseveró José Casar.

Por su parte Juvenal Lobato, presidente de la Comisión Fiscal de Coparmex, precisó que la mayor oposición para hablar del IVA es de carácter político, ya que algo así “no vende políticamente” y no es algo que guste al gobierno, pero es una discusión necesaria.

Los analistas también consideraron indispensable que lleve a cabo una nueva Convención Nacional Hacendaria, así como fortalecer los ingresos de los gobiernos estatales y municipales, además de hacer una mejor redistribución del gasto público y proteger el gasto en salud.

ana.martinez@eleconomista.mx