La Comisión Europea (CE) presentará el 11 de setiembre un borrador del plan para crear un supervisor bancario en la zona euro, que fue uno de los requisitos exigidos para dar luz verde a la recapitalización directa de la banca sin pasar por los estados, tal como pide España.

Presentaremos una propuesta en torno del 11 de setiembre , indicó una fuente europea. En estos días, debemos definir qué estructura le daremos , añadió.

El proyecto también establecerá las competencias de la Autoridad Bancaria Europea (ABE), como un avance en la unión bancaria, y su actividad en los 10 países de la Comunidad Europea que conservan la moneda propia.

Una opción que está sobre la mesa es que el BCE se convierta en el único representante de los 17 en las reuniones de la ABE. Ésta es la alternativa preferida por el órgano con sede en Frankfurt, según el funcionario que declaró a condición de que se mantuviera su anonimato. Las propuestas también podrían establecer qué competencias rutinarias se traspasarán del BCE al ABE.

Los dirigentes de la zona euro acordaron el 29 de junio reforzar su unión económica y monetaria. Una de las principales medidas previstas es la instauración de una supervisión centralizada de los presupuestos nacionales de la zona euro, antes de recapitalizar los bancos en dificultad directamente con fondos europeos.

Una vez que esta supervisión reforzada entre en vigor, antes de fin de año posiblemente, según estimó la UE, la ayuda dejará de contabilizar como deuda pública.

CARTA DE RAJOY A ROMPUY

En una carta enviada al presidente del Consejo Europeo, Herman van Rompuy, el presidente del gobierno español, Mariano Rajoy, pidió que la supervisión bancaria se apruebe antes de diciembre.

Respecto de la unión bancaria, el gobierno español considera que el avance hacia una supervisión única debe hacerse de forma rápida, de manera que el nuevo esquema esté aprobado antes de diciembre del 2012 , escribió Rajoy.

Los expertos tienen una cita prevista para finales de agosto, en Bruselas, para discutir las propuestas con el objetivo de que parlamentos y gobiernos europeos las aprueben antes de la cumbre de diciembre.

El primer Ecofin (reunión de los ministros de Economía de la zona euro) está convocado para el 3 de septiembre.