Londres.- Las aseguradoras podrían tener que pagar hasta 700 millones de euros (880 millones de dólares) como consecuencia de los terremotos que azotaron este mes el norte de Italia, dijo el miércoles la agencia de análisis de riesgos Eqecat.

El terremoto del 20 de mayo y dos fuertes réplicas nueve días más tarde le costarán a la industria de seguros entre 300 y 700 millones de euros, dijo Eqecat.

La estimación inicial de Eqecat, calculada antes de los temblores del martes, se realizó por una pérdida asegurada de entre 100 millones y 200 millones de euros.

Más de 20 personas murieron por los sismos, que dañaron locales comerciales, edificios históricos y viviendas en toda la región de Emilia-Romagna, donde miles de personas se encuentran damnificadas.

Eqecat, que calcula el impacto de los desastres naturales en función del nivel de cobertura del seguro en la zona afectada, dijo que pocos edificios en Emilia-Romagna fueron diseñados para resistir terremotos y fuertes temblores, que no son muy frecuentes en la región.

Las primeras estimaciones sobre las pérdida de los terremotos con frecuencia se revisan al alza, ya que el daño estructural en los edificios no se puede apreciar inmediatamente y surge con el paso del tiempo.

Este año ha sido benigno para las aseguradoras hasta el momento gracias a una escasez de costosas catástrofes naturales.

El año pasado fue el segundo más costoso de la historia para la industria que cubre catástrofes naturales. El terremoto de marzo del 2011 en la región japonesa de Tohoku generó pedidos a las aseguradoras por 116.000 millones de euros, según la reaseguradora Swiss Re.

RDS