A través de la eficiencia recaudatoria y cobranza sin necesidad de judicialización, el fisco mexicano ha recaudado 247,690 millones de pesos al primer semestre del año, de acuerdo con información revelada por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP). Esto representó una caída de 8% en comparación con el mismo periodo del 2020.

En este sentido, la SHCP desglosa la obtención de recursos en efectivo, importes que no ingresan en efectivo y presupuesto ejercido en la función fiscalizadora. Ante esta explicación se han recaudado 136,200 millones de pesos, 111,490 millones y 1,429 millones, respectivamente.

"Las actividades de auditoría a los contribuyentes continúan con el propósito, por una parte, de identificar conductas o prácticas evasoras u omisas de las obligaciones fiscales, y por otra, crear conciencia de riesgo ante el incumplimiento, mediante el fortalecimiento de la presencia fiscal. Para ello la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, a través del Servicio de Administración Tributaria, realiza diversas acciones encaminadas a cumplir estos propósitos", detalla la Secretaría de Hacienda en su informe del II Trimestre.

 

Ingresos por multas fiscales crecen 5%

En este contexto, Hacienda también dio cuenta que la recaudación por multas fiscales fue por 7,028 millones de pesos. Esto es un incremento de 5% con respecto a enero-junio del 2020.

La recaudación fiscal mediante multas se categoriza en cinco rubros: infracciones a las disposiciones sobre comercio exterior, por corrección fiscal, por incumplimiento o extemporaneidad a requerimientos del RFC y control de obligaciones, impuestas por entidades federativas y, finalmente, otras.

Dicho lo anterior, es el rubro de corrección fiscal el que aportó mayor recurso al Servicio de Administración Tributaria con 6,106 millones de pesos. En segundo lugar están las infracciones al comercio exterior con 594 millones; en tercera posición las sanciones impuestas por los estados con 287 millones. El cuarto y quinto lugar son para incumplimiento o extemporaneidad a requerimientos del RFC y otras con 51 y 40 millones de pesos, respectivamente.

santiago.renteria@eleconomista.mx

rrg