En vísperas de la entrega de los Precriterios Generales de Política Económica para el 2020 que presentó la Secretaría de Hacienda al Congreso de la Unión, especialistas del sector privado consultados por el Banco de México (Banxico) recortaron de nuevo sus expectativas de crecimiento para México de éste y el año entrante.

De acuerdo con los resultados de la encuesta mensual de expectativas, conducida por Banco de México, la economía conseguirá una expansión  de 1.56% este año, tasa inferior a 1.64% prevista el mes anterior; se convierte en la más baja esperada por ellos en 14 meses, y suma el sexto recorte mensual consecutivo, desde 2.17% previsto en septiembre pasado.

En los citados precriterios, el gobierno proyectará el panorama para las finanzas públicas y la economía para este año y el próximo.

Para el año entrante, los 37 panelistas consultados por Banxico anticipan que el PIB será de 1.82%; nivel que también resulta el más bajo previsto en 14 meses, el octavo ajuste mensual continuo.

En este nuevo deterioro del panorama previsto para la economía, los especialistas asumen como los principales factores que podrían obstaculizar al crecimiento a los problemas de inseguridad pública, la caída en la plataforma de producción petrolera y la incertidumbre por la política interna.

Con este telón de fondo, 62% de los consultados percibe que es un mal momento para realizar inversiones; una proporción ligeramente menor respecto de 63% que tenía este mismo sentimiento el mes anterior, y que se ha moderado desde el pico alcanzado en diciembre, cuando 78% tenía este sentimiento pesimista.

En el apartado sobre la percepción de analistas respecto al entorno económico actual, se observa que 85% del total dice que la economía no está mejor que hace un año, proporción inferior a 87% que tenía esta percepción el mes pasado; y sólo 15% considera este mes que sí hay una mejoría; una fracción que supera 13% que era menos pesimista el mes anterior.

Esta encuesta que levantó el banco central fue respondida entre los días 22 y 28 de marzo, por 37 grupos de análisis y consultoría económica del sector privado nacional y extranjero.

Nublado clima de negocios.

De los especialistas consultados, 24% considera que mejorará el clima de negocios en los próximos seis meses; una proporción que aumentó desde 22% que lo previó el mes anterior. No obstante, 41% considera que empeorará y 35% que permanecerá igual.

En línea con este ánimo, los encuestados revisaron a la baja, por segundo mes consecutivo, su pronóstico de la Inversión Extranjera Directa al estimar que llegará un flujo de 25,251 millones de dólares.

Para el año entrante, anticipan que se presentará una desaceleración del flujo de capitales productivos provenientes del exterior, que suma 24,940 millones de dólares.

Mejoran expectativas de inflación.

Por tercer mes consecutivo, los especialistas consultados recortaron su expectativa de inflación para este y el año entrante, pero descartan que se alcance el objetivo puntual de inflación de 3 por ciento.

Según sus pronósticos, en el 2019 y el 2020, la variación de los precios generales será de 3.65 por ciento. Se trata de la expectativa más baja desde julio del 2018, cuando previeron que podría llegar al cierre del año a 3.63 por ciento.

La tasa estimada para el 2020, de 3.65%, es la más baja proyectada desde octubre del año pasado e incorpora el tercer recorte consecutivo.

De confirmarse este pronóstico, la inflación conseguiría la convergencia rumbo al objetivo puntual de 3% con +/-1 punto porcentual, en este año, dejando atrás el repunte histórico del 2017 y el 2018.

El panorama para la inflación incorpora una menor presión cambiaria, pues proyectan que el dólar cotizará en 19.97 pesos para el cierre del año y en 20.26 pesos al concluir el 2020.

Resultado de este panorama, anticipan que el Banco de México mantendrá el objetivo de la tasa en 8.25% hacia el tercer trimestre y a partir del cuarto trimestre, si las condiciones se lo permiten, prevén una tasa por debajo de dicho objetivo.

Apenas el pasado 28 de marzo, la Junta de Gobierno dejó sin cambio el rédito, en una decisión unánime. En la encuesta, el banco central acota que “estos resultados corresponden a las expectativas de los consultores entrevistados y no condicionan de modo alguno las decisiones de la Junta de Gobierno del Banco de México”.