El índice de morosidad (Imor) de la cartera de créditos de nómina bancarios fue de 2.96% al mes de junio, cifra superior 2.48% que la registrada 12 meses antes, dio a conocer la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV).

En junio del 2012, el saldo de la cartera de nómina fue de 110,000 millones de pesos, con un aumento anual de 44.5 por ciento.

La cartera de consumo no revolvente, que incluye los créditos de nómina, automotriz y préstamos personales, sumó 288,000 millones de pesos a junio. Este segmento representa 11.2% de la cartera total de la banca múltiple, y es 15.4% superior a la de tarjetas de crédito

La CNBV ha advertido a los bancos sobre cuidar los niveles de deuda de los créditos de nómina, ya que éstos pueden afectar el cumplimiento de pagos de los otros productos de consumo.

La morosidad de los créditos de nómina puede incrementarse en cierto nivel, debido a que la cartera de crédito estaba prácticamente en ceros hace apenas un par de años , aseguró recientemente Luis robles, presidente de la Asociación de Bancos de México (ABM).

En junio del 2012 el saldo en la cartera de tarjetas de crédito fue de 250,000 millones de pesos, con un aumento en el segundo trimestre del año de 4.9% y un incremento anual de 15.8 por ciento.

La CNBV detalló que la cartera de tarjetas de crédito bancarias representa 9.7% de la cartera total de la banca múltiple. El Imor se ubicó en 4.92% en la primera mitad del año, proporción menor que la observada en el mismo mes del año anterior, que fue de 5.51 por ciento.

De esta forma, la cartera de crédito al consumo vigente incrementó 24.2% anualizado al mes de junio del 2012, alcanzado un saldo de 538,000 millones de pesos.

[email protected]