Sin encuestas de por medio y tres días antes de las elecciones, los inversionistas apostaron por una victoria del partido conservador griego y salieron de compras en la Bolsa de Atenas, impulsando al índice ATG en su segunda mejor jornada desde abril de 1990.

El índice heleno cerró con un alza de 10.12% ante la posibilidad de que en los comicios del domingo sea el partido conservador el que gane y forme un gobierno de coalición que mantenga a Grecia dentro de la región.

El hecho de que la mayoría (alrededor de 75% de los griegos, según las últimas encuestas) prefiere mantener el euro, sugiere que muchos de ellos pueden pensar dos veces antes de entrar a votar. Desde este ángulo, incluso una cómoda ventaja de Syriza en las encuestas no significa que ello se verá reflejado en el resultado electoral , de acuerdo con el equipo de análisis de UBS.

El alza del mercado bursátil estuvo liderada por las acciones bancarias, en las que Alpha Bank ganó 29.75%; el Banco Nacional de Grecia, 25.96%, y el Piraeus Bank, 25 por ciento.

ELECCIÓN FALLIDA

Las fallidas elecciones griegas del 6 de mayo derivaron en un nuevo episodio de volatilidad para los mercados a escala global y, en particular, para los mercados de la zona euro ante el nerviosismo en torno de si Grecia abandonaría o no la región.

De finales de abril a la fecha, la tasa del bono griego a 10 años ha escalado 770 puntos base, a 27.47% al cierre de ayer, con la prima de riesgo sobre 1,261 puntos base.

Tras no lograr ninguna coalición a principios de mayo, se decidió llamar a elecciones para este domingo, detonando gran nerviosismo ante la expectativa de que la izquierda radical, encabezada por Syriza, pudiera ganar los comicios y negarse a cumplir con las peticiones de la región, derivando en una salida de Grecia de la unión monetaria.

En dicho periodo y pese al repunte de ayer, el ATG acumuló un retroceso de 21.4 por ciento. Los grandes bancos en el país han mostrado un comportamiento mixto en el mercado bursátil a lo largo de mayo y en lo que va de junio. Entre los principales bancos, el Alpha Bank ha ganado 16%, y el Banco Nacional de Grecia ha caído 22 por ciento.

Sin embargo, en el sector preocupa además la corrida bancaria que han comenzado a ver las instituciones desde hace algunas semanas.

De acuerdo con estimaciones de banqueros en Grecia, recopiladas por agencias internacionales, los retiros en el último mes suman entre 500 millones y 700 millones de euros. Desde que se detonó la crisis en Grecia a finales del 2009, ha habido una corrida bancaria por alrededor de 72,000 millones de euros de su sistema financiero.