La huida continúa. Los niveles en los que se mueve la prima de riesgo revelan que los inversionistas escapan del país a cualquier precio, venden deuda española aunque esté seriamente devaluada. Los extranjeros sacaron en total 25,573 millones de euros el pasado mayo; 238,000 en 12 meses.

La prima de riesgo es el termómetro más visible del temor que provoca España y los datos concretos confirman que el dinero foráneo volvió a salir en desbandada el pasado mayo, según la balanza de pagos presentada por el Banco de España.

En total, los inversionistas extranjeros sacaron de España 25,563 millones de euros en mayo, precisamente el mes en el que estallaron los problemas de BFA-Bankia y que han desembocado en su nacionalización. De esta cantidad, 12,200 millones fueron ventas de acciones y especialmente de deuda pública, la cual supone alrededor de 80% del mencionado importe y los 13,363 millones restantes fueron de otras inversiones que incluyen esencialmente salidas de depósitos y cancelaciones de préstamos del exterior al sistema financiero nacional.

MÉTODO DE CONTABILIZAR

El Banco de España, en su nota de prensa, explica que la salida neta de capitales fue de 41,294 millones de euros en mayo, pero el supervisor suma las salidas de dinero extranjero tanto de inversiones de cartera (12,200) como de otras inversiones (13,363 millones); además, añade que las otras inversiones españolas en el extranjero (18,560 millones) restan las desinversiones de cartera en el exterior (3,001 millones) y retocan el total con la resta de las inversiones directas de España en el exterior por 1,860 millones de euros (en filiales nacionales en el extranjero, ya sea en forma de ampliaciones de capital o de préstamos directos) y suma las del exterior en España (621).

Además realiza otros ajustes que terminan por dar la cifra que publica el Banco de España en su comunicado.

EQUIVALENTE A 22.2% DEL PIB ESPAÑOL EN 12 MESES

La alerta roja saltó en marzo, cuando el capital extranjero huyó a un ritmo no visto desde la quiebra de Lehman Brothers en septiembre del 2008.

Las ventas de inversiones de cartera (principalmente bonos y deuda) de los inversionistas extranjeros fueron de 133,200 millones en los últimos 12 meses y si a esta cantidad se suma la partida de otras inversiones (depósitos y financiación al sistema financiero) la huida de los últimos 12 meses supera los 238,000 millones de euros.

La cifra es inquietante, puesto que supone 22.2% del PIB español en el 2011 de 1.07 billones de euros, según los datos del Instituto Nacional de Estadística.

En alianza informativa con CincoDías.com