La Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) y el Servicio de Administración Tributaria (SAT) pidieron a los sujetos que realizan alguna actividad vulnerable, como la comercialización de bienes inmuebles, vehículos o joyas, entre otros, acogerse a un programa de autocorrección en caso de tener algún retraso en su cumplimiento normativo en materia de prevención y detección de lavado de dinero, causado por la contingencia del coronavirus (Covid-19).

En un comunicado conjunto, ambas autoridades indicaron que, en caso de tener algún retraso en su cumplimiento normativo en la materia, las actividades vulnerables pueden solicitar al SAT una autorización para implementar un programa de autoregularización, que les permita reportar operaciones realizadas desde el pasado 1 de marzo y hasta que concluyan las medidas preventivas de sanidad determinadas por el gobierno federal.

“Reiteramos que la UIF y el SAT continuarán trabajando para apoyar a quienes realizan actividades vulnerables en el cumplimiento de sus obligaciones en materia de prevención de lavado de dinero, por el tiempo que dure la contingencia derivada del Covid-19”, se puede leer en el documento.

Este anuncio se suma al que la UIF junto con la Comisión Nacional Bancaria y de Valores emitieron hace algunos días en el mismo sentido de pedir a las entidades del sistema financiero, y otros sujetos obligados, solicitar a la autoridad financiera un programa de autocorrección en caso de tener un retraso en su cumplimiento en materia antilavado, además de que se les exhortó a documentar cualquier reporte de operaciones de posible blanqueo de capitales relacionadas con la contingencia.

Tanto la UIF como el SAT pidieron a los sujetos que realizan alguna actividad vulnerable que, en caso de contar con información sobre irregularidades que detecten relacionadas con la contingencia, enviarla al correo [email protected]

[email protected]