Al primer semestre de este año, el Servicio de Administración Tributaria (SAT) registró una recaudación mayor a la presupuestada por el gobierno; sin embargo, también realizó menos devoluciones.

De acuerdo con el Informe Tributario y de Gestión al segundo trimestre del año, el SAT, a cargo de Osvaldo Santín, recaudó 1 billón 558,076 millones de pesos, esto es, 92,231 millones de pesos más  de lo presupuestado en la Ley de Ingreso de la Federación (LIF) del 2018 y 1.1% más en términos reales, que un año atrás.

Expertos en el tema coincidieron que el aumento en la recaudación tributaria se explicó por una mejor y mayor fiscalización.

“El SAT ha cumplido bien al supervisar el cumplimiento de las obligaciones fiscales de los contribuyentes y esto se refleja en que se ha logrado aumentar la recaudación tributaria incluso más de lo estimado”, refirió Manuel Toledo, socio de PROACTIVE Tax & Legal.

Si bien la recaudación mostró un mejor comportamiento, las devoluciones disminuyeron 15.3% anual en términos, esto es 211,243 millones de pesos, lo que significó 32,549 millones de pesos menos de lo que les regresó en el mismo periodo del 2017.

“Hay muchos contribuyentes que siguen solicitando la devolución de los saldos a favor que no les dio la autoridad en sus declaraciones anuales. De cada 100 contribuyentes, entre 12 y 15 de ellos están acercándose al fisco para aclarar la situación de su devolución”, refirió Manuel Toledo.

Lo anterior se dio debido a problemas en el prellenado de las declaraciones anuales del SAT.

“El problema no sólo es que no le haya devuelto la totalidad del saldo a favor a cada contribuyente, sino también si esa diferencia que no devolvió forma parte de la recaudación mayor que está obteniendo”, aseveró Manuel Toledo.

PADRÓN AUMENTÓ 11.2%

Por otro lado, el SAT indicó en su informe que a junio de este año, el padrón de contribuyentes sumó 68 millones 447,733 causantes, 11.2% más respecto a los registrados un año atrás.

A decir de Herbert Bettinger, experto fiscal, el aumento en el padrón de contribuyentes se debe a varios factores, en donde destacan el crecimiento poblacional y ciertos beneficios fiscales que otorga la autoridad, como lo es el Régimen de Incorporación Fiscal (RIF).

“(El RIF) es un proyecto que surgió con la reforma fiscal del 2014 que, tristemente, no cumplió con el objetivo que se esperaba pero sí ha logrado aportar más contribuyentes al padrón”, destacó el fiscalista.

Por otro lado, destacó los esfuerzos que ha hecho el SAT para combatir a la economía informal, aunque ésta siga con tasas por encima de 50 por ciento. “Aún queda mucho por hacer, pero el SAT ha hecho un gran esfuerzo. Hay una mejor presencia, mayor tenacidad de la autoridad, así como una actuación más inmediata en caso de observar algún indicio de malas prácticas”.

El informe del SAT refiere que los registros de personas físicas aumentaron en 2 millones 857,175 contribuyentes, 11.4% más que en el mismo periodo del 2017, mientras que el padrón de personas morales aumentó en 92,070 causantes, 4.9% más que en el 2017.

Por su parte, el padrón de asalariados presentó un crecimiento de 11.3% al aumentar sus registros en 3 millones 918,981 contribuyentes en comparación con los primeros seis meses del 2017.