El riesgo país argentino cayó el jueves por un reacomodo general de los mercados, que se hundieron esta semana luego de una aplastante derrota del oficialismo en las elecciones primarias del domingo.

Este indicador de la banca J.P. Morgan retrocedió 11% a 1,738 puntos básicos, tras alcanzar en la sesión previa un nivel máximo desde noviembre del 2008, de 1,957 puntos.

Operadores coinciden en que los actuales niveles del riesgo país son semejantes a cuando un gobierno afronta problemas de pago con su deuda.

“Los indicios del diálogo político y las oportunidades de recompra generan un rebote del mercado luego de las millonarias pérdidas de días pasados”, comentó un agente financiero de la banca privada.

Mercados

El peso argentino se apreció este jueves 4.12%, luego de tres días seguidos en caída por el revés del presidente liberal Mauricio Macri en las elecciones PASO.

El tipo de cambio cerró en 59.72 pesos por dólar, luego de que Macri y el candidato Alberto Fernández, claro favorito para reemplazarlo en la presidencia, hicieran diversos llamados a la calma a los mercados.

Al comienzo del día, Fernández consideró que un tipo de cambio a 60 pesos por dólar “es razonable”, y dijo que ya no debería tener mayores fluctuaciones.

En tanto, la Bolsa de Buenos Aires subió este jueves 3.74% a 31,039.31 puntos.

El balance general de empresas arrojó 60 alzas y 37 bajas, con seis papeles sin cambios.

La debacle había ocurrido el lunes, con un derrumbe de 37.93% en un contexto de severa incertidumbre y sin intervención del Banco Central durante media jornada a una devaluación del peso de más de 18 por ciento.

Tras una conversación telefónica el miércoles, Macri y Fernández lanzaron mensajes conciliadores en un intento por detener las turbulencias con que reaccionaron los mercados a las primarias, en las que la fórmula de Fernández con la expresidenta Cristina Kirchner consiguió 47% de los votos.

Ambos deben medirse en la primera vuelta de las presidenciales el próximo 27 de octubre.

“Nuestra propuesta no supone riesgos de default. Supone, sí, una lógica de funcionamiento distinta”, dijo Fernández, considerado como un moderado dentro del kirchnerismo.

Pronósticos sombríos

Argentina se encuentra en recesión desde el 2018, y lleva adelante un programa de austeridad en acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI), con un crédito por 56,000 millones de dólares.

Con la corrida cambiaria de esta semana, se pronostica una aceleración de la inflación (25.1% hasta julio) y su consecuente impacto en el nivel de pobreza (32% al cierre del 2018).

La firma Capital Economics estima un aumento en el índice de precios de entre 60% y 65% para el 2019, bastante por encima de 45% que había previsto anteriormente. Además, ve probable que el FMI solicite una reestructuración de la deuda antes de realizar nuevos desembolsos. (Con información de AFP y Reuters)