Al mediodía de hoyel Comité Federal de Mercado Abierto de la Fed (FOMC, por su sigla en inglés) divulgará el comunicado de su primera reunión monetaria del año, donde el mercado anticipa que no habrá movimiento alguno de tasas.

Esta decisión, que podría dejar la tasa referencia en un rango de 1.50 a 1.75%, será tomada por 10 miembros del FOMC, donde cuatro de ellos ejercerán por primera vez su derecho a voto. Se trata de la presidenta de la Reserva Federal (Fed) de Cleveland, Loretta Mester; el presidente del banco de la Reserva de Minneapolis, Neel Kashkari; el presidente de la Reserva de Filadelfia, Patrick T. Harker, y el presidente de la Reserva de Dallas, Robert Kaplan.

Esta rotación de miembros con poder de voto podría generar menos divergencia sobre las decisiones, de acuerdo con un análisis de Oxford Economics, dirigido por la economista financiera en jefe para Estados Unidos, Kathy Bostjancic.

“Esta rotación del voto impone un giro en la tendencia que podría tener la política monetaria de aquel país para volverla menos hawkish/agresiva o tendiente a elevar las tasas (...) Si bien no creemos que esto tenga un gran impacto en la dirección de la política monetaria, sí podría incentivar decisiones más uniformes”, refieren.

Los cuatro banqueros centrales que se estrenan este año en las decisiones monetarias de la Fed, el banco central más poderoso del mundo, sustituirán en el cuerpo colegiado a quienes se caracterizaron por tener votos disidentes el año pasado, cuando se opusieron a las tres rebajas de los réditos que se completaron desde julio: la presidenta de la Fed de Kansas City, Esther George, y el presidente de la Fed de Boston, Erick Rosengren.

Las señales

La presidenta de la Fed de Cleveland, Loretta Mester, explicó que no tomaría una acción deliberada sólo para lograr un repunte en la inflación, pues a ella le preocupa que los recortes de tasa del año pasado puedan alentar una toma excesiva de riesgo por parte de los consumidores, empresas e inversionistas que aprovechen créditos baratos.

En tanto, el jefe de la Fed de Minneapolis, Neel Kashkari, comentó que la señal de salarios que crecen poco tiene que considerarse, pues puede indicar un debilitamiento de la economía que podría de alguna forma ameritar un recorte de tasas.

El presidente de la Fed de St. Louis, James Bullard, explicó que el asunto unificador de la decisión del comité es que la inflación debe aproximarse al objetivo, indicador que cerró el 2019 en 2.3 por ciento.

Asimismo, el presidente de la Fed, Jerome Powell, consignó en la conferencia de prensa de diciembre que “cualquier cambio en la tasa de interés tendría que estar sustentado en un replanteamiento concreto del panorama económico”.

Rotación anual

Como se recordará, el sistema de votación del FOMC está diseñado de tal forma que tiene un sistema de rotación, de manera que cada año, 10 de los 17 banqueros centrales que dirigen el sistema de bancos al interior del país tienen oportunidad de participar con su derecho a voto en la decisión monetaria del año en curso. Este año, también participa con voto activo el presidente de la Fed de St. Louis, James Bullard.

En el último anuncio monetario del año pasado, 13 de los 17 banqueros centrales que integran el Comité Federal del Mercado Abierto de la Fed mencionaron en los llamados dot plots que no esperan cambios en la tasa de aquí al año 2021. Mientras que el resto anticipa que votaría a favor de un alza de tasas en el 2021.

[email protected]