Ángel Gurría, secretario general de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), advirtió que el retraso en los impuestos a las plataformas digitales podría general disputas fiscales y aumentaría las tensiones comerciales.

Indicó que el abordaje de los desafíos impositivos derivados de la digitalización de la economía “está muy retrasado”, por lo que llamó a los miembros del Marco Inclusivo a seguir comprometidos con el fin de alcanzar una solución para fin de año, pese a la pandemia del Covid-19.

“En ausencia de una solución multilateral, más países tomarán medidas unilaterales y aquellos que ya las tengan ya no podrán continuar reteniéndolas. Esto, a su vez, desencadenaría disputas fiscales e, inevitablemente, aumentaría las tensiones comerciales”, comentó.

Agregó que una guerra comercial, en la coyuntura actual, donde la economía se ve fuertemente afectada por las medidas para mitigar el contagio del Covid-19, dañaría aún más la economía mundial, el empleo y la confianza de los ciudadanos.

Estados Unidos deja la mesa

Un día antes de estas declaraciones, Steven Mnuchin, secretario de Tesoro de Estados Unidos, suspendió la participación del país de las negociaciones con los países europeos para gravar a las empresas digitales al considerar que empresas estadounidenses pueden verse afectadas e, incluso, advirtió sobre represalias —que se convertirían en aranceles— contra aquellos países que opten por poner algún gravamen.

En el 2018, el G-20 encomendó a la OCDE llegar a un consenso a finales de este año, con el cual se busca gravar a las plataformas digitales como Facebook, Apple, Google y Amazon, entre otras, las cuales han puesto en jaque a los sistemas tributarios de todo el mundo.

El problema con las empresas tecnológicas es que, si bien generan ingresos en diversos países, no cuentan con un domicilio fiscal en ellos, por lo cual trasladan sus ingresos a jurisdicciones en donde pagan una tasa menor.

En lo que la OCDE llega al consenso, los países pueden aplicar medidas unilaterales, como es el caso de México y de Francia, en donde el primero ha decidido cobrar impuestos a las transacciones que se realizan dentro de estas plataformas, así como a los ingresos que se generan dentro de ellas, mientras que el segundo creó un nuevo impuesto sobre los ingresos generados por las compañías.

Contrastes

Ante la pandemia del Covid-19, algunos organismos y expertos tienen opiniones encontradas de si es o no el momento de gravar a estas empresas aún con la inminente recesión mundial que se espera para este año.

Personalidades como Joseph Stiglitz, Premio Nobel de Economía, ha señalado la importancia de gravar a las plataformas digitales incluso en el contexto de la pandemia que se vive, ya que han sido las más favorecidas en el confinamiento.

“Antes de la pandemia, el sistema tributario no era justo (...) estas empresas no pagaban lo justo antes y, ahora, son las grandes beneficiarias de la pandemia. Es un sistema injusto que daña la economía, la creación de empleos y la recuperación económica”, indicó recientemente.

ana.martinez@eleconomista.mx