En los 30 meses que van desde diciembre de 2018 hasta junio de 2021, Afore PENSIONISSSTE pasó de 2’101,938 cuentas administradas a 3’558,314. En el mismo periodo el monto de activos se incrementó de 213,319 millones de pesos a 327,588 millones de pesos.

“Hemos dejado claro que podemos ser competitivos, aún sin contar con todos los recursos con los que tienen nuestros competidores del sector privado”, dice Iván Pliego Moreno, Vocal Ejecutivo de PENSIONISSSTE. “Nuestro mayor reto es avanzar más en la calidad del servicio. Somos la Afore con la comisión más baja del sistema, 0.53%, frente a un promedio de más de 0.80%. Hemos logrado muy buenos rendimientos para nuestros afiliados, pero en servicio podemos y debemos avanzar más rápido”.

Esta afore tiene 56 centros de atención al público. Antes de que termine el 2021, tendrá 71. “La meta es tener al menos tres centros de atención por cada entidad federativa”, dice Iván Pliego, “El rezago era grande y lo estamos atendiendo. En todo el Estado de Oaxaca, teníamos un solo punto de atención, en la capital. Tendremos uno en la región del Istmo y otro más en la costa”.

PENSIONISSSTE compite con afores que tienen muchos más centros de atención, en algunos casos tienen más de 1,500. “No aspiramos a tener el mismo número, pero sí queremos ser mucho más competitivos en este rubro. Hemos reforzado la atención en cada uno de nuestros puntos; el número de agentes de servicio ha pasado de 188 a 353 y el de agentes comerciales pasó de 638 a 856. También hemos fuertes inversiones en tecnología y también hemos modernizado la administración. Hemos hecho lo que hemos podido, pero tenemos muchas limitaciones, por ello es clave que se revise nuestra situación y que se nos conceda autonomía administrativa...”.

La Cámara de Diputados revisó y aprobó una iniciativa para otorgar a PENSIONISSSTE autonomía administrativa. Quedó pendiente la aprobación en la Cámara Alta.  “Es una entidad que tiene un enorme potencial de crecimiento, lo está demostrando, pero podría lograr mucho más si le quitaran la camisa de fuerza”, afirma Pliego Moreno “No se trata de que nos transfieran recursos públicos ni mucho menos de privatizar esta empresa pública, más bien de tener la capacidad para utilizar los recursos que tenemos y hacer las inversiones que se requiere para competir con empresas que tienen más presupuesto y además pueden decidir y ejecutar con mucha rapidez”.

Los retos para PENSIONISSSTE en la segunda mitad de la administración tienen mucho que ver con los cambios que vendrán para el sector, como consecuencia de la reforma al sistema de pensiones que se aprobó el año pasado. “Seguiremos siendo la Afore con la menor comisión del mercado. Todas las afores bajarán sus comisiones y aun así quedarán lejos de nosotros. Cuando vemos las ganancias, es claro que había y hay margen, aunque también esto puede significar que habrá asociaciones o fusiones. Pienso que eso puede generar un mercado más consolidado, con menos jugadores. En cualquier caso, debemos prepararnos para ser más competitivos”.

Iván Pliego coincide con los señalamientos de que el sector está sobrerregulado. “En el régimen de inversiones, el exceso de regulación termina siendo perjudicial para los trabajadores, a quienes se pretende proteger. Limita las opciones para invertir y, por lo mismo, hace que se obtengan menores rendimientos. Al final, esto significa una menor tasa de reemplazo, que es lo más importante de un sistema de retiro: que la gente reciba una proporción más alta de sus ingresos”.