La Federación de Sindicatos de Trabajadores al Servicio del Estado (FSTSE) rechazó el retiro voluntario de 10,000 puestos de trabajo propuesto por la Secretaría de Hacienda. Joel Ayala Almeida, presidente de la organización, declaró que la época de los retiros voluntarios terminó.

En un comunicado, el dirigente de los burócratas sostuvo: Lo que se requiere en el país es empleo, entonces cómo entender que se proponga la desaparición de 10,000 trabajadores del sector público .

Cabe destacar que la SHCP, a través de Alfonso Medina, titular de la Unidad de Política y Control Presupuestal, informó que la disminución de plazas laborales se debe a la reducción del gasto que debe realizar el gobierno federal.

De ahí que el representante de los burócratas haya lanzado una advertencia al gobierno federal, ya que en caso de que se den los recortes de personal, adelantó: Habrá acciones contundentes de los representantes sindicales, de los empleados públicos para hacer valer la estabilidad laboral y seguridad en el empleo .

Asimismo, Ayala Almeida hizo un llamado para que ponga orden en la Subsecretaría de Egresos de Hacienda, con el fin de que haya relaciones de respeto, congruencia y de entendimiento laboral con la FSTSE .

En el gobierno federal se ha implementado el Programa de Separación Voluntaria desde hace más de una década, para que los burócratas accedan a una liquidación garantizada por la ley; esto se aplica en las dependencias de la Administración Pública Federal.

pmartinez@eleconomista.com.mx