Advierte la calificadora Moody's que aún cuando existe interés por invertir en proyectos de infraestructura mexicanos, “el entorno de política impredecible tras la cancelación del proyecto del aeropuerto de la Ciudad de México continúa socavando la confianza del mercado y de los inversionistas”.

En un análisis del soberano, advirtieron que la consolidación fiscal esperada del gobierno federal, conducirán a una disminución de la inversión en infraestructura pública, lo que pone de relieve la importancia de mejorar las condiciones para atraer capitales productivos.

Ahí mismo prevén que la desaceleración por la que transita la economía, generará presiones en el sector financiero, particularmente el de seguros, y anticipan que en cambio, los bancos mexicanos se mantendrán sólidos por sus fuertes fundamentos financieros.

Prevén que los administradores de fondos y de pensiones, mantendrán una estrategia conservadora de inversión, con altas concentraciones de valores a corto plazo y altamente líquidos.

(Nota en proceso)