La reforma fiscal aprobada en la Cámara de Senadores, detenida en la de Diputados, no generará la recaudación suficiente para fondear los compromisos de campaña del virtual triunfador de las elecciones presidenciales, estimó el socio legal de Ernst & Young (EY), Herbert Bettinger.

En la propuesta del senador Manlio Fabio Beltrones, detalló, se elevaría la recaudación en 1.2% del PIB pero faltarían 350,000 millones de pesos adicionales para financiar las propuestas de la campaña.

En su momento, la propuesta del Senador, que incluía el IVA a 16%, era buena. Pero otorgaba ingresos tributarios adicionales de 1.2%; ahora, hay que buscarle otras alternativas de recaudación para conseguir unos 3 puntos del PIB , precisó.

En conversación con El Economista, reconoció la relevancia de retomar la propuesta original para cumplir con una recaudación superior. Pero, a partir de ahí, tendrían que comenzar a trabajar para fondear los compromisos de campaña, que incluyen el de seguridad universal.

¿Qué cambios tendrían que incluirse para alcanzar una mayor recaudación?

Sería necesario retocar el IVA y, al mismo tiempo, el ISR. Si hablamos primero del IVA, no podría disminuirse de 16% y hay dos efectos que se podrían seguir. Uno: revisar la tasa cero y dejar ahí los alimentos de primera necesidad, que son todos los que se encuentran en la casa de los mexicanos independientemente de su condición económica. Y los que no estén en eso tendrían que pasar a una tasa no de 16%, pero sí a una que hoy no tienen.

Otra alternativa sería eliminar la tasa de frontera que da, aproximadamente, una recaudación de 1.18% del PIB. Y habría una tercera vía, que sería dejar las cosas como están y sí subir un IVA donde no tengo la claridad de la tasa correspondiente.

¿La tasa del IVA tendría que superar la propuesta inicial de 16 por ciento?

Habría que hacer números. Me parece que podría quedar entre 18 y 20%, pero ésa sería mi proyección. Definitivamente, sí se requiere más recaudación y sí tendríamos que recurrir al IVA bajo dos esquemas, uno tocando ceros y tasa de frontera y el otro, dejando las cosas como están pero subiendo la tasa.

La propuesta de Santiago Levy del seguro universal supone elevar el IVA a 16% y generalizarlo sin exenciones, lo que generaría un aumento de la recaudación de entre 3 y 5 puntos del PIB, estima.

La propuesta de Santiago del seguro universal es correcta y todos los mexicanos aplaudimos tener seguridad universal, pero la forma en la que considera fondearla no es viable porque no le podemos cargar a la tortilla 16% ni al precio del frijol ni al garbanzo, porque esto sí sería un golpe muy fuerte a las clases más pobres del país que, tristemente, tienen que seguir subsidiadas en el IVA.

Poniendo el IVA a 16% en todo tampoco se cubriría el seguro. Se quedaría debajo de 5 por ciento.

Si el IVA no puede por sí solo fondear con la recaudación el proyecto, ¿qué otra alternativa habría?

Usted no puede llegar al campo y decir que el frijol vale 16% más porque no habría cómo pagarlo. Ésa es una realidad del país. Aquí se tiene que ser más creativo. Sin afectar a las clases menesterosas.

[email protected]