Lisboa.- El presidente del Partido Social Demócrata, Pedro Passos Coelho, ganador este domingo de las elecciones legislativas en Portugal, afirmó que su país no será "una carga" para sus acreedores y prometió hacer todo lo necesario para cumplir los compromisos del Estado.

"Haré todo lo que sea necesario para garantizar a todos aquellos que nos miran desde el exterior, que Portugal no será una carga para los países que nos prestaron lo que necesitábamos para hacer frente a nuestras responsabilidades y nuestros compromisos", declaró Passos Coelho.

"Haremos todo lo posible para cumplir con el acuerdo establecido entre el Estado portugués, la Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional, para recuperar la confianza de los mercados", sostuvo.

" Los años que nos esperan exigirán un gran coraje de todo Portugal", continuó Passos Coelho quien prometió una "transparencia total" sobre los sacrificios "ya prometidos a los portugueses" así como "aquellos que habrá que imponer por la fuerza de las circunstancias".

"Será difícil pero valdrá la pena", afirmó.

El líder socialdemócrata declaró también que formará "lo antes posible" un "gobierno de mayoría dirigido por el PSD" pero "con el CDS-PP", el partido de derecha minoritario.

Según los resultados oficiales, de los 226 escaños ya decididos --quedan por resolverse los de cuatro diputados elegidos por los votos del exterior, un resultado que será conocido el 15 de junio--, el PSD de Pedro Passos Coelho obtuvo 105 contra 73 del Partido Socialista.

Con 11.7% de los sufragios, el CDP-PP obtuvo 24 escaños, lo que da al conjunto de la derecha una cómoda mayoría absoluta de 129 diputados.

El presidente Aníbal Cavaco Silva debe convocar a los partidos antes de poder anunciar oficialmente el nombramiento del nuevo primer ministro.

apr