Los niveles de pobreza en el contexto de la pandemia de Covid-19 continuaron en aumento en marzo pese a la reactivación de la economía y la campaña de vacunación, revelaron los últimos datos de la Encovid-19, una encuesta realizada por el Instituto de Investigación para el Desarrollo con Equidad (Equide) de la Ibero.

Al cierre del 2020, 62.3 millones de personas estaban en la pobreza, una cifra que incrementó a 67 millones en marzo de este año, mientras que en el caso de la pobreza extrema, pasó de 16.4 millones a 18.3 millones de mexicanos en esta situación, explicó Graciela Teruel, directora del Equide.

La pandemia ha afectado y continúa afectando severamente el bienestar de la población en empleo, ingresos, salud mental y alimentación. El fondo aún no lo hemos tocado, el patrimonio de muchos mexicanos está en riesgo”, aseveró la directora. 

Otra cifra que incrementó, aunque en menor medida, fue la referente a la carencia por acceso a la seguridad social, que pasó de 72.9 millones a 73 millones, mientras que la carencia por acceso a la alimentación pasó de 35 a 46.2 millones de mexicanos.

El Equide prevé que en lo que resta del 2021 continúen presentándose efectos en la pobreza; no obstante Graciela Márquez Colín, vicepresidenta del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi) y exsecretaria de Economía, indicó que se espera que con la campaña de vacunación – la cual aceleró previo a las elecciones – estas cifras logren disminuir. 

Mujeres, las más afectadas en empleo

La Encovid-19 también reveló que en marzo aumentó la tasa de desocupación desde diciembre, pasando de 7.1 a 7.3 por ciento. Esto se debió al incremento de la tasa en la informalidad, que pasó de 7.6 a 8.1% y lo cual eclipsó la disminución que hubo en el sector formal, de 6.6 a 6.2 por ciento.

Al analizar los datos por sexo, se observó que la tasa de desocupación en los hombres pasó de 6.7% en diciembre, a 5.8% en marzo; sin embargo, la historia fue diferente para las mujeres, las cuales aumentaron su tasa de 7.7 a 9.5 por ciento.

“La pérdida de ingresos de las mujeres, que es una cifra que una la quiere leer y volver a leer por su magnitud, alcanzó los 800,000 millones de dólares en el 2020 (de acuerdo con cifras de la OCDE)”, aseveró Márquez Colín.

kg