El peso mexicano perdió participación en los portafolios de operadores cambiarios en el mercado mundial, y pasó de ser la undécima moneda más utilizada en el mundo durante el 2016, a convertirse en la decimoquinta más transada en el 2019, revelaron bancos centrales al Banco de Pagos Internacionales (BIS, por su sigla en inglés).

Según los resultados preliminares de la XII Encuesta Trienal sobre Volúmenes de Operación en los Mercados de Divisas e Instrumentos Derivados Extrabursátiles, coordinada por el BIS, al paso de estos tres años, el volumen de operación del peso mexicano en el mercado mundial aumentó 17% respecto a la encuesta realizada en abril del 2016.

En ese mismo lapso, incrementaron los volúmenes de operación de otras monedas, como la corona noruega, el dólar de Singapur, el won coreano y el dólar de Nueva Zelanda, y desplazaron las preferencias del peso mexicano.

De acuerdo con el estratega para América Latina del bróker global Oanda, Alfonso Esparza, esta pérdida de lugares del peso mexicano es explicada porque el rubro más importante de operación en la divisa mexicana sigue siendo el mercado spot, que fue el de menor crecimiento en comparación con los de forwards y los swaps.

Explica desde Canadá que “el peso mexicano sigue siendo parte importante de los portafolios de inversión en el extranjero y su liquidez lo hace un activo con el cual diversificar portafolios y entrar en Latinoamérica”.

Renminbi, el más operado

Los resultados preliminares de la encuesta del BIS muestran que, pese a la pérdida de lugares, el peso mexicano se mantiene como la segunda moneda emergente más operada en el mundo, debajo del renminbi o yuan chino, igual que hace tres años.

El jefe de Research para América Latina en Barclays, Marco Oviedo, explica que ésta es una buena noticia para el Banco de México.

“A mayor liquidez de una moneda, hay más facilidad para que incorpore información de los mercados y tenga un comportamiento adecuado, evitándose que el banco central tenga que intervenir en el mercado para disminuir las fricciones o en eventos de poca liquidez, que distorsionen el precio relativo de la moneda”.

Los resultados de la encuesta arrojan que ahora se realizan transacciones equivalentes a 113,717 millones de dólares diarios, lo que representa 1.7% del volumen mundial. Según la encuesta previa, la operación global diaria del peso mexicano estaba en 97,056 millones de dólares, que representaban 1.9% de la participación mundial.

Liquidez 24 horas al día

El Banco de México participó en la encuesta, con el objetivo de obtener información exhaustiva y consistente sobre el tamaño, la estructura y la actividad de los distintos mercados cambiarios y de derivados globales.

De esto, el banco central divulgó que 83% de las operaciones con pesos mexicanos se lleva a cabo en el exterior, porcentaje similar al de las últimas dos encuestas (2013 y 2016).

El atractivo sobre el peso mexicano tiene que ver con que las transacciones en pesos mexicanos ocurren durante las 24 horas del día en todo el mundo, afirmó el banco central.

El estratega de Oanda sostiene que, al diversificar portafolios en pesos mexicanos, se cuenta con la seguridad de encontrar una contraparte en caso de querer cerrar posiciones en el corto plazo.