La agencia calificadora Moody´s dijo este miércoles que el apoyo gubernamental anunciado esta semana para la petrolera estatal mexicana Pemex le permitiría a la empresa reducir su deuda en unos 20,000 millones de dólares entre 2021 y 2023.

La firma calificó la recompra de bonos e inyección de capital como "positivas desde el punto de vista crediticio" porque reducen riesgo de endeudamiento y refinanciamiento de Pemex.

El apoyo del gobierno permitirá a Pemex reducir su deuda en 2021-23 en alrededor de 20,000 millones de dólares, lo que equivale a la deuda de largo plazo que vence en el período", dijo Moody´s en un comunicado.

"Sin embargo, esperamos que la generación de flujo de efectivo y las métricas crediticias de Pemex se mantengan débiles en los próximos tres años a medida que la compañía aumente la producción de combustibles mientras lidia con una capacidad limitada de inversión de capital, altos vencimientos de deuda y precios volátiles del petróleo", agregó.

Pemex es una de las petroleras más endeudadas del mundo. Al cierre del tercer trimestre su deuda financiera se había elevado a 113,000 millones de dólares respecto al cierre del 2020.

El lunes, Pemex anunció una operación de recompra y manejo de pasivos buscando reducir el riesgo de refinanciamiento y el monto de su deuda y, dijo, recibirá una nueva inyección de capital, por parte del gobierno, de hasta 3,500 millones de dólares.

Al día siguiente, la petrolera estatal lanzó una oferta por 1,000 millones de dólares en títulos a 10 años con un rendimiento del 6.7%, según datos de IFR, un servicio financiero de Refinitiv.