Las economías de América Latina y el Caribe están entrando a una nueva década perdida, tras recibir de forma simultánea y por un periodo más largo que en otras regiones, el choque económico y de salud de la pandemia de Covid 19, alertó la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal).

Esta proyección, incorpora el impacto del desplome mundial del turismo en más de 50% anual; el hundimiento del comercio global a una tasa anual de -14% y un desplome de 11% en el intercambio de bienes intrarregionales, explicó la Secretaria Ejecutiva de la Comisión, Alicia Bárcena.

Durante su participación en la inauguración del Trigésimo octavo periodo de sesiones de la Cepal, destacó que en este contexto, aumentará la desocupación laboral en 44 millones de personas mientras subirá la informalidad a una proporción de 54% de la Población Económicamente Activa (PEA).

La funcionaria advirtió que este golpe a la economía regional, llevará a la pobreza a 45 millones de personas en la región, lo que significa que en toda América Latina y el Caribe habrá a partir de ahora, 231 millones de personas viviendo en situación de pobreza en toda la zona, esto es, ganando menos de 120 dólares al mes.

Estimó que se sumarán otros 28.5 millones de habitantes a la pobreza extrema, lo que llevará la cifra a 96 millones.

Se ampliará la desigualdad

Bárcena resaltó que se profundizará la desigualdad que de por sí, es amplia en la región. El índice de Gini se incrementará 4.1% en 17 países de los 41 que la integran, varios de ellos, son las economías más grandes de la región.

La caída de la actividad económica por la pandemia, estimada por ellos en 9.1%, provocará una caída del PIB per cápita a niveles similares del 2005, lo que implica un retroceso de 15 años en el ingreso por habitante.

Luego, explicó que entre los segmentos de población más afectados, está el de las mujeres, impactadas por las medidas de contención, además de que se deben hacer cargo del cuidado del hogar, de los hijos que están estudiando en casa y de la familia enferma.

Labores no remuneradas que se han recargado en las mujeres en este periodo de prolongado confinamiento.

La funcionaria explicó que la Cepal ha desarrollado siete propuestas concretas para enfrentar la emergencia e impulsar la recuperación, la principal de ellas es extender el ingreso básico de emergencia por 12 meses a toda la población en pobreza.

ymorales@eleconomista.com.mx