La economía de la zona euro experimentó un crecimiento de 2.6% en el tercer trimestre del 2017 frente al mismo periodo de un año antes, 2 décimas más respecto al dato interanual del trimestre anterior, según la primera estimación del Producto Interno Bruto (PIB) publicada por Eurostat.

De igual forma, en comparación trimestral, el PIB correspondiente al bloque de los 19 avanzó 0.6% entre los meses de julio y septiembre, 1 décima menos que el crecimiento de 0.7% que registró en el segundo trimestre del año.

De esta forma, la economía de la eurozona se sitúa por encima del ritmo de crecimiento de Estados Unidos, que avanzó 2.3% interanual, mientras que en términos trimestrales, la economía estadounidense experimentó un mejor comportamiento, al acelerarse 0.8% en el tercer trimestre.

Por su parte, en el conjunto de la Unión Europea (UE), el PIB correspondiente al tercer trimestre, tanto en términos interanuales como trimestrales, se situó al mismo nivel que el referido exclusivamente a la zona euro.

De esta forma, la economía de los 28  países creció 2.6% interanual y 0.6% trimestral.

En el caso de España, el PIB creció en el tercer trimestre 3.1% respecto al mismo periodo de un año antes, al mismo nivel que el trimestre inmediatamente precedente, y 0.8% trimestral, lo que mantiene al país a la cabeza de las grandes economías de la eurozona, ya que Alemania creció 2.8% interanual (0.8% trimestral), mientras que Francia lo hizo 2.2% (0.5% trimestral), e Italia, 1.7% (0.4% trimestral).

Entre los países cuyos datos estaban disponibles, el mayor ritmo de crecimiento trimestral en la UE correspondió a Rumania (2.6%), Malta (1.9%), Polonia (1.2%) y Eslovenia (1%), mientras que las peores cifras de crecimiento correspondieron a Dinamarca (-0.6%), Lituania (0.1%) y Bélgica, Estonia, Grecia (todas con 0.3 por ciento).