El Fondo Monetario Internacional (FMI) estimó este jueves que la economía de Venezuela caerá 15% este año y que su inflación rondará el 13,000 por ciento.

En su Panorama Económico Mundial, publicado en octubre, la entidad había expresado una expectativa de retracción de -6% de la economía venezolana para 2018.

De acuerdo con el FMI, el PIB venezolano cerró con baja de -14% en 2017 y -16.5% en 2016.

"Según las proyecciones, el PIB real disminuirá alrededor de 15% en 2018; en consecuencia se prevé que la contracción acumulativa del PIB desde 2013 sea casi de 50%", expresó en su blog el economista jefe de la entidad para el Hemisferio Occidental, Alejandro Werner.

Según el funcionario, esto es resultado de "significativas distorsiones microeconómicas y desequilibrios macroeconómicos exacerbados por el colapso de la exportación petrolera".

En su actualización de las proyecciones económicas regionales, el FMI mantuvo la previsión de crecimiento de 1.9% este año para América Latina y el Caribe, que había divulgado en octubre.

Sin embargo, el FMI añadió que caso se excluya a Venezuela de las estimativas, la región experimentaría un crecimiento de 2.5% este año.

Como había adelantado el martes, el FMI elevó en 0,4 punto porcentual sus expectativas de crecimiento para las dos mayores economías de la región, Brasil (1.9%) y México (2.3 por ciento).

En su informe, Werner también anunció una sensible mejora de la previsión para Ecuador este año: en octubre la entidad había manifestado una expectativa de crecimiento de 0.6% aunque ahora la elevó a 2.2 por ciento.

Entre las mayores economías de la región, el FMI mantuvo sin cambios la expectativa de 2,5% para Argentina, luego de un crecimiento de 2.8% en 2017.

Esto se debe, señaló Werner, a "la contención fiscal y monetaria. La inflación seguiría retrocediendo, suponiendo que haya una moderación salarial".

erp