En este año de recesión mundial por el choque del coronavirus, México registrará una de las tres caídas del PIB más agudas del globo, con -10.8%, de acuerdo con las proyecciones actualizadas de la calificadora Fitch.

El desplome previsto para el producto de México, sólo será superado por los de Reino Unido (-11.5%) y España (-13.2%), le acompañarán con desplomes de dos dígitos Italia (-10%) así como Francia e India (-10.5 por ciento).

De acertar con la estimación ajustada, la magnitud del desplome del PIB mexicano quedará inscrita como una de las únicas seis de doble dígito en el año del Gran Confinamiento y agrega presión a la baja en la proyección del producto mundial que hoy ven con una contracción de 4.4% para este año.

En el Global Economic Outlook, los economistas de Fitch anticipan un rebote de la actividad económica que llevará al PIB de México a registrar una tasa positiva de 4.4% en el 2021. Un nivel que no será sostenible para el 2022, cuando prevén que se ubicará en 2.8 por ciento.

En la actualización de pronósticos, que afirmaron no tienen impacto de calificación, argumentan que su perspectiva sobre el desplome del PIB mexicano tiene su origen en la crisis sanitaria y el manejo de la pandemia.

Pero agregan que también es resultado de la “pequeña respuesta fiscal” que otorgó el gobierno y de la caída de la inversión pública y privada.

Rigidez fiscal y más recortes de tasas

En el apartado para México, consignaron que la respuesta fiscal del gobierno a la crisis es la más pequeña en al menos 20 economías seleccionadas, inferior a un punto del PIB.

Resaltaron que el Paquete Económico, que se presentó ayer 8 de septiembre, “continuará sin arrojar signos de un cambio en la estricta postura fiscal”, lo que significa que difícilmente habrá un estímulo doméstico para la recuperación.

Ahí mismo, estimaron que la inflación al cierre del año registrará una variación de 3.5%, que incorpora el efecto de la depreciación del peso mexicano y el impacto de los precios del petróleo.

Anticipan que en consecuencia, el Banco de México recortará una o dos veces más la tasa de fondeo, para dejarla en 4% al cierre del año, que continuará dejando a México con uno de los premios más altos y un margen real positivo.

Recesión mundial

En la actualización de expectativas que titularon “Recuperación en marcha”, hicieron una modesta revisión al alza en las expectativas para el PIB mundial, desde -4.6% que previeron en junio a -4.4% que tienen hoy.

Esta revisión, que sólo limita la profundidad de la caída esperada para la economía, supone que China ha recuperado ya su capacidad productiva previa a la crisis. Para ellos, que son la segunda economía más grande del mundo, estiman un crecimiento de 2.7% en el 2020, que es más sólido al 1.2% anticipado en junio.

Sin embargo,dada la relevancia de su aportación al PIB mundial, descartan que sea suficiente para anticipar una recuperación en forma de “V”, que implicaría un rebote de la misma magnitud y velocidad de la caída.

En la actualización, anticipan que la economía de Estados Unidos registrará una contracción de 4.6% este año, que es también menos aguda de la que previeron en junio, de -5.6 por ciento.

Para la economía de la Unión Europea, prevén una contracción de 9% desde -8% estimado en junio.

[email protected]