Para dar cumplimiento con las obligaciones y programas de desarrollo del país el presupuesto para el 2020 deberá sumar al menos a 6.3 billones de pesos, afirmó el presidente de la Comisión de Presupuesto y Cuenta Pública de la Cámara de Diputados, Alfonso Ramírez Cuéllar.

“Para ello, es urgente definir las reglas para acceder a los 485,000 millones de pesos anunciados por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), así como realizar los cambios legales para que los Fondos de Estabilización Presupuestaria (Fondo de Estabilización de Ingresos Presupuestarios, con recursos actuales de 296,300 millones de pesos, y el Fondo de Estabilización de los Ingresos de las Entidades Federativas, con 93,500 millones de pesos) puedan utilizarse como medidas contracíclicas”.

Mediante una nota de prensa, el legislador de Morena mencionó también que el 2020 deberá ser el año de la inversión por lo que será necesario aumentar el gasto ejercido en infraestructura, servicios de salud, agua y comunicaciones.

Asimismo,enfatizó que se deberá fortalecer los programas sociales y mecanismos de evaluación de los mismos para que sea más eficiente el combate a la pobreza en la nación.

El diputado sostuvo, a su vez, que es necesario un reordenamiento tributario sin crear más impuestos “analizando la base gravable de los ya existentes y verificando su cumplimiento”.

Acotó que se buscará actualizar la tasa de impuestos aplicada a tabaco, alcohol, bebidas azucaradas y alimentos no esenciales altos en densidad calórica con el objetivo de inhibir su consumo, aunado a implementar la eficiencia en la fiscalización del comercio exterior en aduanas y puertos.