Los organismos de vivienda de los estados pedirán que se destinen más recursos para prevenir la siniestralidad que provocan los fenómenos naturales en las casas de sus localidades, en vez de designar recursos para atender los desastres cuando ya ocurrieron.

José Antonio Revah Lacouture, presidente del Consejo Nacional de Organismos Estatales de Vivienda (Conorevi), comentó que actualmente 600,000 viviendas de todo el país se encuentran construidas en zonas de riesgos y el costo de reubicarlas sería de 60,000 millones de pesos, monto que en los próximos días solicitará a la Cámara de Diputados.

El año pasado lograron reubicar 1,800 viviendas del Distrito Federal situadas en lugares vulnerables a fenómenos naturales, acción que esperan extender en todo el país.

Nosotros iremos a la Cámara de Diputados a plantear que más que entregar recursos al Fondo Nacional de Desastres Naturales (Fonden) se deben destinar para la prevención de siniestros por efectos climatológicos , refirió.

En 2010 la Conorevi solicitó un monto similar al que en las próximas semanas pedirán a los legisladores, pero no recibieron tal cantidad

Nadie habita en una zona de riesgo por gusto; sin embargo, al no tener alternativa, continúan viviendo donde mismo. El problema ahí es que no hemos tenido la capacidad de darle alternativas de crédito de vivienda , aseveró.

Para el año que entra se propondrá un programa para que se destinen recursos a las familias que habitan en regiones vulnerables, además de replantearán los esquemas de atención a las personas de escasos recursos.

Revah Lacouture resaltó que se tienen identificadas las zonas de riesgo, pero no se hace nada para prevenir los siniestros que enfrenta la población en cada temporada de lluvia.

Si sabemos dónde están las viviendas en vulnerabilidad se deben sacar de esos lugares… se estima que cada reubicación podría costar hasta 250,000 pesos , explicó el representante de los organismos estatales de vivienda.

[email protected]

apr