La economía mexicana registrará el impacto más inmediato del resultado electoral de Estados Unidos (EU), vía tipo de cambio y en un corto plazo, con la dinámica de la economía del principal socio comercial, consigna un análisis de Oxford Economics.

El triunfo de Donald Trump, llevaría a la economía de EU a una recesión auto flagelada en los próximos dos años, por la práctica de medidas proteccionistas y el impacto en la recaudación de impuestos a partir del recorte a las tasas impositivas que prometió en campaña, prevén.

En el análisis, dirigido por Melanie Rama y Gabriel Sterne, refieren que el deterioro de la economía estadounidense motivará también una pérdida de confianza por parte de consumidores e inversionistas, lo que también tendrá un impacto negativo a nivel macroeconómico.

Este escenario conducirá a una depreciación del peso de hasta 22 por ciento. Además, prevén que el riesgo soberano aumentará en un rango de 80 a 120 puntos base.

El mercado coloca en 70% la probabilidad de un alza de tasas de la Reserva Federal (Fed) para diciembre.

El candidato republicano ha dicho que la presidenta de la Fed, Janet Yellen, ha mantenido las tasas bajas por razones políticas y ha asegurado que la Reserva Federal está creando problemas para el mercado financiero que podrían quedar expuestos cuando la normalización de tasas sea evidente.

Oxford Economics ya había previsto desde septiembre que había una probabilidad de 20% de que el triunfo de Trump lleve a la moneda mexicana a cotizar por arriba de 20 pesos por unidad.

Esta semana, el director de Moody´s Analytics, Alfredo Coutiño previó que el triunfo del republicano motivará una alta volatilidad que podría traducirse en una masiva fuga de capitales de México , combinada con creciente incertidumbre para el consumidor e inversionista. Componentes suficientes para llevar rápidamente a la economía mexicana a una recesión .

Un eventual triunfo de Hillary Clinton, favorecería un crecimiento moderado de aquella economía para los próximos 24 meses. Expansión que podría sostener una normalización de la tasa de referencia a partir de diciembre.

El impacto en México sería de una reducción del riesgo país que podría ir de 20 a 30 puntos base. Actualmente, el índice EMBI de J.P. Morgan para México se encuentra en 224 puntos, y ha acumulado tres semanas consecutivas al alza.

Basándose en la reacción del mercado y de activos mexicanos tras los dos debates de los candidatos a la presidencia de EU.

En dos reportes divulgados por la consultoría, uno por la mañana y el otro por la tarde, estiman que el triunfo de Trump cancelará la posibilidad de un aumento de tasas de la Fed para diciembre.