Corredurías internacionales coinciden en que la economía mexicana podría llegar a crecer este año hasta un máximo de 4.9%, con lo que estaría retornando a su ritmo de actividad promedio.

Sin embargo, es un nivel que está fuertemente vinculado al impulso que le dará la demanda externa, acotaron expertos de Goldman Sachs (GS), que es la correduría que trae el más optimista pronóstico para el país, al esperar un incremento del PIB de 4.9 por ciento.

Barclay’s Capital y Morgan Stanley son los menos optimistas acerca del despegue mexicano y esperan para este año un aumento del Producto de 4 por ciento.

A diferencia de estos pronósticos, el Fondo Monetario Internacional (FMI) tiene previsto un incremento de 4.6%, dato que podría modificarse hoy al darse a conocer el panorama económico mundial de América Latina, que presentará el director para la región, Nicolás Eyzaguirre, en México.

En análisis separados, economistas de JP Morgan, Barclay's Capital, Bank of America-Merrill Lynch y Goldman Sachs, esperan un impacto positivo en las exportaciones mexicanas, resultado de la más dinámica actividad comercial con Estados Unidos.

JP Morgan es el segundo más optimista al proyectar que el PIB de México podría crecer hasta 4.5 por ciento. En este contexto, esperan un crecimiento del PIB para EU de 2.6% en este 2011, en vez de 3.3% que preveían en diciembre.

Para Goldman Sachs, el paquete de estímulo fiscal aprobado en EU a fines del año pasado, fortalecería la demanda de manufacturas mexicanas.

De acuerdo con el nuevo panorama para México de GS, la demanda doméstica cerrará el 2011 con un crecimiento de 4.9% del Producto y en el 2012, llegaría a 5% del PIB.

LOS MENOS OPTIMISTAS

Barclay’s Capital anticipa que la limitada capacidad de la estructura productiva mexicana apenas permitirá un retorno al crecimiento típico del país, ligeramente arriba de 3.5 por ciento.

Para ellos, lo más que puede crecer México con la inercia actual, es 3.9 por ciento. Mientras, analistas de Bank of America-Merrill Lynch esperan que el PIB mexicano se incrementará en 4%, lo que incorpora una desaceleración respecto del dato registrado en el 2010.

Con ellos coincide Morgan Stanley, para quien hay una alta probabilidad de que la economía crezca entre 4 y 4.5 por ciento.

MIRADA DEL FMI

Durante la Reunión de Primavera del FMI los expertos del organismo estimaron que la economía mexicana conseguirá un crecimiento de 4.6% en su PIB este año, cifra que supera en casi un punto del Producto la estimación previa del Fondo. Quedó ligeramente arriba de la previsión oficial de 4.3 por ciento.

Hoy, el director del FMI para el Hemisferio Oeste, Nicolás Eyzaguirre, presentará un panorama económico más profundo para México al difundir su análisis regional.

[email protected]