México captó 10,334.0 millones de dólares de Inversión Extranjera Directa (IED) en el primer trimestre de 2020, un aumento de 1.7% frente a la cifra preliminar reportada para el mismo periodo del año anterior, con una marcada menor participación del sector manufacturero.

De 2012 a 2016, las manufacturas abarcaron más del 50% de las llegadas de IED al país, con su pico en el 2013, de 73.8%, según datos de la Secretaría de Economía.

Estados Unidos es el segundo mayor fabricante del mundo de manufacturas, después de China, con México como su principal socio en el comercio de mercancías, preponderantemente de productos manufacturados.

En contraste, del 2017 al 2019, esa cuota estuvo por debajo del umbral de 50%, con el 2017 como el valle de la gráfica (45.3%). Más aún, en el primer trimestre del año en curso esa relación bajó a 44.1 por ciento.

El Covid-19 fue el principal factor coyuntural negativo, enmarcado por otras circunstancias con diferente peso y dirección en el indicador como el deterioro de la economía regional y mundial, la guerra comercial entre Estados Unidos y China, la próxima entrada en vigor del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC) y el propósito del presidente Donald Trump de fortalecer la producción manufacturera de su país.

Más de dos tercios de las exportaciones de México son productos manufacturados vendidos a los Estados Unidos, aproximadamente un tercio de los cuales son exportaciones automotrices.

El monto de IED captado por México en el primer trimestre fue resultado neto por empresa o fideicomiso, de la diferencia de 15,601.5 millones de dólares registrados como flujos de entrada y 5,267.5 millones de dólares en flujos de salida.

El aumento se concentró en el rubro de cuentas entre compañías, aunque el ajuste posterior de las cifras podría modificar este resultado. A la fecha, se cuenta con cifras preliminares de IED para el primer trimestre del 2020. Como es usual con este tipo de información, esa cifra se ajustará conforme nuevas operaciones correspondientes al primer trimestre del año en curso sean reportadas al Registro Nacional de Inversiones Extranjeras.

La IED registrada a la fecha para el primer trimestre del 2020 provino de 1,803 sociedades con participación de capital extranjero, 556 contratos de fideicomiso y 10 personas morales extranjeras.

Por tipo de inversión (origen del financiamiento), 76.1% de la IED correspondió a reinversión de utilidades; 22% a nuevas inversiones, y 1.9%, a cuentas entre compañías.

Por sector: las manufacturas abarcaron 44.1%; servicios financieros y de seguros, 24.9%; comercio, 8.3%; generación de energía eléctrica, agua y gas, 5.1%; minería, 4.8% y construcción 4.4%. Los sectores restantes captaron 8.4 por ciento.

Finalmente, por país de origen, Estados Unidos fue la fuente de 38.9%; España, 14.3%; Alemania, 9.4%; Canadá, 7.2%; Países Bajos 4.6%; y, otros países aportaron el 25.6% restante.

Los montos reportados únicamente consideran inversiones realizadas y formalmente notificadas ante el Registro Nacional de Inversiones Extranjeras de la Secretaría de Economía; de ahí su carácter preliminar y el que sufran actualizaciones en los trimestres sucesivos.

La metodología para determinar la IED se basa en estándares internacionales, contenidos tanto en el Manual de Balanza de Pagos del Fondo Monetario Internacional (FMI) como en la Definición Marco de Inversión Extranjera Directa de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

Las cifras de IED fueron revisadas conjuntamente por la Secretaría de Economía y el Banco de México y se integrarán al Informe de Balanza de Pagos de este último.

[email protected]