La nueva Ley General de la Economía Social y Solidaria -que aprobó la LXI Legislatura- dificultará el apoyo gubernamental a grupos vulnerables como personas con discapacidad, madres en situación de violencia y adultos mayores para que éstos concreten proyectos productivos, ya que los condiciona a integrarse en personas morales y/o cooperativas, en lugar de quedarse como personas físicas para ser beneficiados.

El coordinador general del Fondo Nacional de Apoyo para las Empresas de Solidaridad (Fonaes), Ángel Sierra Ramírez, destacó la necesidad de que, aunque la ley ya está aprobada, se modifique para que se permita de nuevo el acceso a los apoyos a personas físicas y a grupos sociales, que representaban más de 90% de los beneficiarios del Fonaes.

En entrevista, recordó que fue precisamente porque se deja fuera a estos grupos, por lo que el presidente Felipe Calderón vetó en su momento dicha ley, aunque finalmente el Congreso la aprobó.

Como toda ley es perfectible, pero es uno de los impedimentos por lo cual el Presidente vetó la ley. Tienen que gastar en un notario público, que les den autorización del nombre, de la sociedad, constituirse, todas las formalidades de una sociedad que en ellos pues es ponerles más piedras en el camino. Si de por sí ya traen un problema serio, lo que queremos es que se tengan confianza en sí mismos, aumentar su autoestima, no ponerles trabas porque volvemos a lo mismo de siempre , comentó.

En este sentido, Ángel Sierra precisó que las reformas a la ley las tendría que concretar la próxima administración, aunque aclaró que ellos les tocará hacer la sugerencia al equipo de transición para que quede en la lista de pendientes.

Simplemente que se permitan las personas físicas y los grupos sociales que es la mayoría (de los beneficiarios) , agregó.

La ley de economía social fue aprobada en abril pasado por el Congreso de la Unión, ello pese al veto que le aplicó el Presidente de la República.

Sin embargo, todavía falta que el Ejecutivo publique el reglamento respectivo.

Otro de los puntos destacables de esta ley es que el Fonaes deberá transformarse en el Instituto Nacional de Economía Social. Es exactamente lo mismo, lo único que va a cambiar es que ya no se va a poder apoyar a personas físicas ni grupos sociales , destacó Ángel Sierra.

El funcionario afirmó que antes de que concluya la presente administración, ya debe haberse publicado el reglamento de la ley y el reglamento interno, que es el que regirá la operación del nuevo instituto.

[email protected]