Legalizar los autos chocolate, como se propuso en la Cámara de Diputados la semana pasada, envía una mala señal al sector automotriz, refirió Gabriel Yorio, subsecretario de Hacienda y Crédito Público.

“En la Cámara de Diputados se metió un transitorio que pensamos ya está en línea con el marco jurídico imperante (...) enviaba una señal hacia el sector automotriz formal muy mala y no la habíamos incluido como parte de la iniciativa, los senadores discutirán si la retiran”, declaró a medios.

Durante su comparecencia frente a senadores y tras ser cuestionado sobre la modificación que se aprobó en la discusión de la Ley de Ingresos de la Federación (LIF) para el 2020 sobre el tema, el funcionario recordó que ésa fue una modificación hecha por los diputados y que no forma parte de la propuesta que Hacienda mandó a inicios de septiembre.

Los senadores criticaron que se quisiera volver legal algo que entra a México de manera ilegal, con lo cual se generaría competencia desleal en el sector.

Gabriel Yorio coincidió con los legisladores en que ya existe un marco jurídico y regulatorio para los 18 millones de autos chocolate que existen en el país.

“Creo que el transitorio —la modificación aprobada— tal vez no agrega más allá del marco jurídico existente. Lo pongo a discusión con ustedes, creo que ya existe una solidez jurídica en todas las leyes que tenemos para que se aborde el tema de los autos chocolate”, agregó.

Asimismo, al subsecretario se le cuestionó acerca de la modificación aprobada para cobrar derechos sobre el uso del agua a productores del campo, ya que muchos diputados apuntaron que con ello se afectaría a los pequeños productores.

“Sobre las modificaciones a los derechos de agua, estimamos que sólo se estaría afectando 2% del universo de los títulos de concesión; es decir, a los pequeños productores y no necesariamente estarían siendo impactados”.

Nivelar campo de juego

Respecto a las dudas que surgieron sobre la economía digital, en donde incluso se habló de un “terrorismo digital”, el funcionario explicó que las medidas tomadas son para “nivelar el campo de juego”.

Explicó que, por ejemplo, en el país, las cadenas hoteleras deben pagar impuestos como el IVA, por lo que las plataformas de hospedaje como Airbnb deberían pagar también el gravamen.

“No es el objetivo inhibir dentro de este sector a los emprendedores. Esto lo vemos como una estrategia para nivelar el campo de juego”.

Indicó que se tomó en cuenta las preocupaciones del sector para plantear las modificaciones. Entre las que se aprobaron se encuentra dar  un mayor plazo para tener que cumplir con los requisitos, así como dejar fuera a plataformas de publicidad y almacenamiento de datos de estas obligaciones.

De regreso a diputados

Al término de su comparecencia, Gabriel Yorio señaló que, desde el Senado, se buscará regresar los transitorios que aprobaron los diputados el viernes pasado sobre la regulación de los autos chocolates y el cobro de uso de agua a los productores del campo.

“No se regresa toda la ley, sólo algunas reservas que se van a modificar aquí (en el Senado). La carátula va a cambiar muy poco, prácticamente es marginal lo que cambiaría. Lo que vamos a conversar con los senadores es la secuencialidad del proceso de la LIF y ellos, por lo que me han dejado saber, parece ser que va a salir a tiempo”, mencionó a medios.

Indicó que, donde sí se tiene que hacer una corrección es en la recaudación del IEPS, pues se tuvo un “error de redondeo”, aunque no especificó en qué rubro. Confía en que la LIF del 2020 se tenga aprobada antes de la fecha límite que marca la ley que es el 31 de octubre.