Parece que no hay momento más apropiado que ahora para usar un mecanismo contingente como el que tiene abierto México con el Fondo Monetario Internacional (FMI) tras una caída del Producto Interno Bruto Interno Bruto (PIB) como la que registró el mundo, consideró el director del departamento del hemisferio occidental del organismo, Alejandro Werner.

Reconoció que las autoridades mexicanas no han tenido acercamiento alguno con el FMI para dialogar ni comentar ninguna inquietud sobre el uso o destino de la Línea de Crédito Flexible por 61,000 millones de dólares que tiene disponible el país para usar, bajo una tasa mínima de 1 por ciento.

“El Secretario de Hacienda (Arturo Herrera) ha comentado con medios de comunicación en México que sí han explorado la posibilidad de utilizarla. Quizá el precedente más útil de cómo la han aprovechado (otros países) es el de Colombia, que usó un tercio de su Línea de Crédito para que la autoridad fiscal no ponga tanta presión en el mercado a través de las emisiones de bonos”, dijo Werner.

Como se recordará, el secretario Herrera comentó esta semana en una conferencia que estaba analizando la posibilidad de tener conversaciones con Banco de México para ampliar el uso de los recursos a los que tiene acceso México en la Línea de Crédito Flexible.

En conferencia de prensa, desde Washington, Werner subrayó que “fue la autoridad fiscal en Colombia, su oficina del manejo de deuda” quien decidió como utilizar la Línea de Crédito para financiar el incremento del déficit en 2020 y que ellos, “en el Fondo, consideramos que fue un manejo apropiado y preventivo”.

“Y claramente al utilizarla, Colombia no recibió ningún impacto negativo de los mercados,” dijo Werner.

México ha mantenido la Línea de Credito Flexible abierta en el FMI desde el año 2009 como una especie de seguro. Como una línea de crédito emergente, pues el acceso al mercado del país se ha mantenido abierto, “a tasas muy similares o ligeramente mejores a plazos más largos”, explicó Herrera a El Economista.

Werner destacó que en el caso de Colombia también “tenían y tienen un buen acceso a los mercados financieros, (Colombia la utilizó) para mandar una señal que tampoco van a descansar exclusivamente en los mercados y que si tienen estos mecanismos contingentes parece que no hay momento más apropiado que una pandemia y la caída del PIB mundial más grande que hemos visto en muchas décadas, para utilizarla”.

kg