El banco de inversión JP Morgan modificó su estimación de contracción económica de México para este año a 8.4%, ello tras darse a conocer la estimación oportuna del Producto Interno Bruto (PIB) del primer trimestre de 2020.

La expectativa de un peor escenario, explicó, se da por los datos preliminares del PIB los cuales señalan una contracción de 2.4% anual en el primer trimestre del año, lo que augura una tasa negativa aún mayor en el segundo trimestre.

Tras el dato negativo de los primeros tres meses del año, la institución ahora prevé que el PIB muestre una contracción de 8.4% al cierre de 2020. Previamente, JP Morgan pronosticó que la caída fuera de 7.5 por ciento.

“La gran caída implícita que hubo en marzo tuvo lugar cuando la mayoría de las restricciones de movilidad y confinamiento no estaban vigentes, por lo que es probable que en abril el dato sea bastante grave”, explicó.

En este sentido, prevé que en el segundo trimestre del año la economía registre una contracción de 40.0%, con un repunte hacia el tercer trimestre; sin embargo, espera que el PIB se mantenga por debajo de su trayectoria previa a la crisis.

“Es poco probable que se restablezca la 'normalidad' por cierto tiempo, incluso si las medidas de bloqueo se suavizan a finales de mayo, lo que, además, se hará de manera escalonada”, apuntó.

El banco de inversión refirió que la respuesta fiscal por parte del gobierno de Andrés Manuel López Obrador - criticada por varias instituciones- ha sido muy limitada, lo que puede dañar a la economía del país. Además, está latente el riesgo de que la falta de liquidez de las empresas se convierta en insolvencia, lo que a su vez aumentaría sustancialmente el desempleo.

Añadió que, otro riesgo, es que parece haber un estancamiento entre el gobierno y el sector privado, lo que impacta en el sentimiento empresarial.

JP Morgan destacó que hay una presión por parte de Estados Unidos para que en México se reabran ciertas industrias que, el país vecino del norte, considera esenciales, lo que podría mermar todavía el sentimiento de los empresarios.

“Estos factores respaldan nuestro llamado para que el PIB se contraiga 8.4% en el 2020, en lugar del 7.5% que estimamos antes, y fortalecen nuestro llamado a que Banxico continúe reduciendo las tasas para minimizar las dislocaciones a mediano plazo”.

kg