La economía irlandesa volvió a caer en recesión en el último trimestre del 2011 pese a haber crecido 0.7% del PIB en el conjunto del año, por primera vez en cuatro años, según datos oficiales divulgados este jueves.

"Datos preliminares indican que el PIB (Producto Interno Bruto) creció en volumen 0.7% en el 2011", por primera vez en cuatro años, pero en el cuarto trimestre, la economía se contrajo 0.2%, lo que se suma a la contracción del 1.1% del PIB en el trimestre anterior, informó la Oficina Central de Estadísticas en un comunicado.

Un país entra técnicamente en recesión cuando acumula dos trimestres consecutivos de crecimiento negativo.

Esta vuelta a la recesión constituye una mala sorpresa, en particular para el Fondo Monetario Internacional (FMI) que principios de marzo año todavía estimaba que el país iba a lograr escapar a ella gracias al buen comportamiento de las exportaciones en sectores como el farmacéutico y el informático.

La institución saludó de nuevo los esfuerzos del país para recuperarse después del plan de rescate internacional de 85,000 millones de euros concluido en 2010.

El crecimiento anual fue alimentado por los sectores de la industria y la agricultura, cuyo avance compensó el declive de la construcción y la obra pública y los servicios.

El Producto Nacional Bruto (PNB), que excluye la actividad de numerosas multinacionales instaladas en la isla, se contrajo por su parte 2.5% el pasado año.

RDS