El hecho de que la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) haya decidido intervenir sobre el precio de la gasolina y el combustible, a través de un subsidio o estímulo fiscal, para suavizar el impacto que generaría el incremento en los precios internacionales de los combustibles, genera incertidumbre en el mercado, coincidieron diversos analistas.

No es una buena señal para ningún agente económico, porque los inversionistas que busquen entrar al sector energético no saben si los precios van a depender de una decisión técnica, de mercado o por decisiones políticas , expuso James Salazar, subdirector de análisis económico de CIBanco Casa de Bolsa.

Refirió que, en caso de que el próximo 18 de febrero la SHCP decida seguir moviendo el estímulo fiscal para evitar un incremento en los precios de la gasolina y el diesel, es muy probable que, entre marzo y abril, las calificadoras den algún pronunciamiento sobre qué tan buena idea fue utilizar los excedentes para la gasolina y no para reducir la deuda.

El gobierno no tiene margen para estar tomando recursos para tratar de mantener este nivel de ingresos. Estos excedentes, por mínimos que fueran, debieron destinarse a la reacción de la deuda, pues es el tema principal al que las calificadoras están pendientes , añadió.

Precios seguirán ?subiendo hasta julio

Luis Adrián Muñiz, analista de Vector Casa de Bolsa, comentó que el precio internacional de la gasolina va a seguir creciendo hasta julio o agosto y en el segundo semestre podría empezar a bajar. Indicó que en este primer semestre se sacrificó el IEPS que se cobra a combustibles para que en el segundo semestre, cuando bajen los precios internacionales de la gasolina, busque recuperarse.

El costo pude ser sólo a corto plazo, Hacienda no puede absorber todos los choques (...) tiene posibilidad por ley de cobrar un IEPS de hasta 4.30 pesos por litro. En enero cobraron 3.18 pesos el litro en la Magna y ahora en febrero decidieron incrementar el estímulo fiscal y dejar este impuesto en 2.52 pesos el litro. Entonces, ellos pueden eliminar el estímulo cuando quieran, mientras no pasen de 4.30 , sostuvo.

Aseguró que el hecho de que Hacienda pueda modificar el estímulo fiscal y que el precio final no refleje el de referencia es una fuente de incertidumbre. En febrero se esperaba que la gasolina subiera 70 centavos, y los inversionistas están a la expectativa de esto, pero de pronto salen con que no va a haber movimiento y, peor aún, no refleja el precio de referencia, entonces mete mucha incertidumbre .

Sí afecta las finanzas públicas

El analista de Vector Casa de Bolsa afirmó que este estímulo fiscal que se está dando a los combustibles sí está afectando las finanzas públicas, pues al final del día son ingresos que deja de percibir el gobierno.

Al respecto, el analista de CIBanco Casa de Bolsa explicó que en el Paquete Económico del 2017 se estima un crecimiento promedio de 2.5% del Producto Interno Bruto (PIB), pero organismos internacionales y el mismo Banco de México han reducido su expectativa de crecimiento para el país en 1.7 por ciento.

Entonces, al tener un menor crecimiento económico, en automático te genera menores ingresos. Sí puede haber excedentes, pero deberían ser para mejorar la situación de las finanzas, no para conceptos de una medida que se había anunciado que se llevaría a cabo .

Para James Salazar, el escenario para las finanzas públicas será muy complicado, dado que es posible que el tipo de cambio se vuelva a incrementar y las tasas de interés suban a nivel internacional, lo que a su vez representará un mayor gasto en el costo financiero de la deuda.

Agregó que el gobierno federal difícilmente podrá estabilizar y reducir su nivel de deuda para el cierre del 2017, incluso prevé que se ubique entre 51 y 52% del PIB.

En los anteriores paquetes económicos se ha buscado reducir la deuda y no se ha logrado; para este año es más complicado el entorno porque quizá sea con el menor crecimiento económico del sexenio y difícilmente saldrán las cuentas, salvo que haya un ajuste muy fuerte en el gasto , sostuvo.

Estímulo fiscal, para reducir impacto en la inflación

Analistas de HR Ratings coincidieron en que el estímulo fiscal que se dio a la gasolina tiene dos caras: una es para reducir el impacto inflacionario y la otra es que el gobierno sacrifica la recaudación del IEPS.

El incremento en los precios de la gasolina ya está afectando en la inflación, en enero vimos el repunte más importante (...) Por lo anterior, vemos parcialmente positivo y menos negativo poder ajustar el precio de la gasolina , expuso Félix Boni, director de Análisis de HR Ratings.

Alfonso Sales, subdirector de Análisis Económico de HR Ratings coincidió y opinó que, si se sigue haciendo la intervención a través de reducir el IEPS, va a ser en favor del consumidor, pero con un sacrificio a las finanzas públicas.

Hacienda había anunciado desde un principio que la gasolina se movería con base en los precios a nivel internacional, pero sí puede volver a intervenir. Es una herramienta que puede utilizar para estimular o no castigar tanto al consumo, pero es un hecho que se castigaría la recaudación potencial que tendría el IEPS .

elizabeth.albarran@eleconomista.mx