Durante septiembre los trabajadores informales y los subocupados incrementaron 0.4 y 0.5 puntos porcentuales en comparación con el mes previo. El nivel de desempleo en México se mantuvo sin modificaciones. 

En el noveno mes del año la tasa de informalidad ascendió a 56.7% de la población ocupada, de acuerdo con cifras de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE) del Inegi. En su comparación anual el incremento fue de 0.1 por ciento.

La tasa de informalidad laboral contempla a todos los vulnerables laboralmente, ya sea por la condición irregular de las unidades para las que trabajan o por la condición bajo la que trabajan; la mayoría de las veces sin contratos, sin prestaciones y sin ingresos mensuales definidos.

Por su parte la tasa de subocupación se colocó en 7.8%; lo que implica que cerca de 8 de cada 100 mexicanos con alguna ocupación se encuentran buscado otra para completar sus necesidades, ya sea económicas o temporales.

En el análisis anual el incremento de subocupados fue más significativo, en este mes patrio hubo una tasa de subocupación mayor en 1.2 puntos porcentuales que el septiembre del año pasado.

Desempleo no presenta variaciones

El desempleo se mantuvo sin modificaciones inmediatas. En este lapso se reportó que el 3.5% de los mexicanos se encuentran desocupados, con este resultado se ligan siete meses con un nivel estable de desocupación laboral.

En la relación anual sí se presentó un incremento modesto en el total de desocupados. Este septiembre se registró una tasa de desocupación que supera en 0.2 puntos porcentuales la del mismo mes del 2018.

Las entidades que presentaron un mayor nivel de desempleo que la media nacional fueron: Tabasco (7.0% de los económicamente activos), Querétaro (5.4%), Sonora (5.1%), la Ciudad de México y Coahuila (5.0%), Baja California Sur (4.8%), el Estado de México y Nayarit (4.7%), Durango (3.9%), Aguascalientes, Guanajuato, Colima y Tlaxcala (3.8%), Tamaulipas (3.7%) y Chiapas, Sinaloa y Veracruz (3.6 por ciento).

 

 

Ligeramente menos trabajadores en condiciones críticas

La tasa de condiciones críticas de ocupación se redujo apenas 0.1 puntos porcentuales durante septiembre en comparación con el mes previo, ubicándose en 18.8% del total de trabajadores en el país. 

Después de que en febrero de 2019 la tasa de condiciones críticas de ocupación alcanzara su máximo histórico (19.6%) en lo que va del año ha logrado ceder de manera paulatina. 

En el análisis anual los resultados siguen siendo negativos: el porcentaje de trabajadores en condiciones críticas de ocupación incrementó 3.3 puntos porcentuales de septiembre del año pasado a septiembre de este año. 

Los trabajadores en condiciones críticas de ocupación son todos quienes tienen ingresos por debajo del mínimo laboral, jornadas excesivamente largas o cortas o una combinación negativa entre tiempo de trabajo e ingresos laborales.