Del 2010 a marzo pasado el Infonavit atendió 47,254 reclamaciones por daños en viviendas, derivados principalmente por fenómenos meteorológicos, informó Agustín Paulín Hutmacher, gerente de Administración de Cartera del Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (Infonavit).

El funcionario expresó que en dos años y tres meses la compañía de seguros que protege los inmuebles de los acreditados ha pagado 496.2 millones de pesos.

El mayor desembolso de indemnizaciones se registró en el 2010, cuando se pagaron 370.6 millones de pesos por 29,835 reclamaciones de siniestros que el Fondo recibió; en el 2011 se erogaron 107 millones de pesos en atención a 15,485 daños, y al primer trimestre de este año se liquidaron 1,934 indemnizaciones correspondientes a 18 millones de pesos.

Las principales reclamaciones se realizaron por daños derivados de fenómenos naturales, como inundaciones, sismos e incendios.

Las inundaciones representan 80% de todas las afectaciones y el segundo son sismos; después son casos individuales como incendios , refirió Agustín Paulín.

El directivo explicó que actualmente todas las viviendas adquiridas con un crédito vigente del Fondo cuentan con un seguro de daños, el cual cubre siniestros provocados por riesgos meteorológicos, sismos, incendios, erupción volcánica, desplazamiento, además aplica para casas nuevas o usadas.El seguro no cubre los daños causados por deterioro paulatino por falta de mantenimiento, vicios ocultos, además de los contenidos, es decir que sólo protege la estructura de la vivienda. Los pagos se realizan a las viviendas que no tengan adeudos con el Instituto, de ser el caso deben ponerse al corriente con sus pagos y sólo así entra en vigor el pago del seguro. Si el acreditado por alguna razón se retrasó en sus pagos, que no se preocupe, su casa está protegida con el seguro, pero primero tiene que regular su crédito , dijo.

ytorres@eleconomista.com.mx