La inflación así como el impacto que pueden tener las decisiones monetarias que asumirá la Reserva Federal de Estados Unidos, son los mayores riesgos que tendrán las economías de América Latina el año próximo, de acuerdo con analistas de la calificadora Standard & Poor´s (S&P).

“El incremento de la inflación doméstica en los países de la región ha sido parcialmente impulsado por los aumentos de los precios de energía y puede alimentar un endurecimiento más agresivo de la política monetaria”, explicó el analista crediticio para América Latina de S&P, Joydeep Mukherji.

Al participar en una conferencia telefónica sobre actualizaciones del mercado en América Latina, dijo que al continuar, como se espera, el aumento en las tasas de las economías emergentes de la región, se verá impactada la demanda doméstica, generando un nuevo reto para la recuperación económica.

De acuerdo con el analista, la inflación de los países en la región seguirá bajo presiones externas al menos de aquí a mediados del año próximo.

Es de esperarse una normalización de las condiciones de oferta en la cadena de suministro y subrayó que es el costo que se está pagando a nivel mundial por depender de la oferta de componentes desde unos cuantos países.

Durante su participación, explicó que 40% de los países de la región ha registrado una baja en su calificación o un cambio a negativo en su perspectiva crediticia, a causa del aumento de la deuda o del manejo de sus finanzas públicas. Y destacó que es la región con mayor deterioro en las calificaciones tras la pandemia, por haber tenido las condiciones pre existentes de mayor vulnerabilidad.

Subrayó que el deterioro de las condiciones para crecer, puede ser un factor adicional a tomar en cuenta para próximos cambios en la calificación soberana.

La calificación soberana de México actualmente en S&P es “BBB” con perspectiva Negativa, recién ratificada en junio pasado, que indica dos escalones arriba del grado de inversión con una de tres posibilidades de un recorte.

Antes del choque por la pandemia, esto en enero de 2020, la nota soberana de México era “BBB+”, tres escalones arriba del grado de inversión.

Economía prepandemia, en I Trim del 2022

Mukherji explicó que la inversión que registran los países de América Latina ha sido particularmente baja desde mucho antes de la pandemia y de la que logra llegar a la región es muy poco eficiente. “A menos que apliquen reformas estructurales que incentiven la inversión, seguirán registrando bajo crecimiento”, abundó.

En la misma conferencia participó Elijah Oliveros, economista de S&P, quien estimó que en conjunto, la economía regional regresará a niveles prepandemia en el primer trimestre del año próximo, pero acotó que seguirá una tendencia de débil crecimiento ante la limitada capacidad que tienen los países de la región para atraer capitales productivos y aprovecharlos.

De acuerdo con las expectativas de S&P, el desempeño medio de las seis economías más grandes de la región, registrará un crecimiento de 6.5% este año, que será insostenible para el próximo, cuando anticipan un avance de 2.4 por ciento.

Se trata de Argentina, Brasil, Chile, Colombia, México y Perú.

ymorales@eleconomista.com.mx

kg