El Producto Interno Bruto (PIB) de México registró una expansión de 0.8% en el cuarto trimestre de 2017, en cifras desestacionalizadas, por debajo del 1.0% estimado por el Inegi el 30 de enero pasado.

El mayor ajuste vino por parte de las actividades agrícolas, ya que se calculaba que éstas habían incrementado su producción en 3.1% respecto al segundo trimestre del año. Las cifras revisadas confirman un crecimiento de 2.1% trimestral para este sector. Pese al ajuste, éste destaca como el mayor incremento trimestral para el agro en 11 trimestres, casi tres años.

De igual forma, se ajustó a la baja el producto del sector servicios, pasando de 1.2% estimado a 1.0% observado, logrando revertir la baja marginal del tercer trimestre del año y apuntando su mejor resultado en todo 2017.

Por el contrario, la corrección de las cifras llevó al PIB industrial a terreno negativo durante el último cuarto de 2017, ya que se preveía que éste reportara un alza de 0.1% trimestral en el periodo, pero el dato ha cerrado en una baja de 0.1% trimestre contra trimestre.

Con dicha variación el PIB de las actividades secundarias logró hilar tres trimestres en la misma tendencia, aunque las bajas han sido cada vez más moderadas.

Los resultados de cada sector derivaron en un alza de 0.8% trimestral para el total de la economía mexicana, con el se vuelve a registrar una expansión, tras la caída de 0.2% en el producto del tercer trimestre.

El crecimiento trimestral se tradujo en un aumento anual del PIB del cuarto trimestre de 1.5% en cifras originales, con lo que el PIB de México cerró 2017 con una expansión de 2.0%, ligeramente por debajo de las expectativas del mercado, dado que la mediana de los pronósticos señala un crecimiento del PIB de 2.0% para todo el año.

Tras este resultado, el 2017 reveló el crecimiento más bajo para la economía desde 2013, un lapso de cuatro años.

Actividad económica se acelera

En diciembre la actividad económica, medida a través del Indicador Global de Actividad Económica (IGAE), reportó un aumento de 1.9% anual, en cifras desestacionalizadas. Respecto al mes anterior el IGAE observó un alza de 0.7%, acumulando tres meses de crecimiento sostenido. 

Durante el último mes de 2017 las actividades del agro sufrieron una contracción de 5.3% a tasa mensual, lo que se tradujo en un aumento anual de 1.8%, muy por debajo de la expansión de poco más de 8% apuntada en noviembre.

La actividad en el sector industrial, por el contrario, mejoró respecto al mes precedente. Mes con mes el IGAE industrial avanzó 0.9% y logró un crecimiento de 0.1% en el comparativo anual. Con este desempeño el sector secundario logró poner fin a la racha de caídas que empezó desde abril. 

En el caso de los servicios, la actividad se moderó levemente. Luego de que en noviembre el crecimiento fuera de 0.9% mensual, en diciembre éste fue de 0.5 por ciento. Respecto al año anterior el bloque terciario describió  un aumento en su actividad de 2.6%, el más bajo desde octubre.

Eduardo González, analista de Citibanamex precisó que aunque los resultados del PIB fueron menores a los preliminares, confirman que la recuperación de la actividad económica en el último trimestre del año, luego del impacto negativo que los sismos y otros desastres naturales tuvieron en el PIB del trimestre anterior. 

"El crecimiento del PIB en el año fue moderado debido a la combinación de varios factores, sobre todo una baja demanda externa, mayor inflación, el endurecimiento de la política monetaria y un limitado margen de gasto del gobierno, entre otros. Pero estimamos que la actividad mejorará este año, respaldada principalmente por una mejoría de la demanda externa y un crecimiento estable del consumo privado, favorecido éste por una menor inflación", dijo.

[email protected]